La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Economía

Brexit costará más dinero a los contribuyentes, según estudio

Londres se encuentra en un encrucijada al tiempo de concretar su divorcio dela Unión Europea. Los números no están a su favor.

Reino Unido votó por su salida de la UE en 2016.

Todos los desenlaces del "brexit", el proceso mediante el cual el Reino Unido abandonará la Unión Europea, costarán más dinero al contribuyente y repercutirán en un menor gasto público, según un informe del gabinete estratégico Global Future.

El mejor escenario posible que valora el Gobierno puede tener un impacto fiscal de hasta 615 millones de libras (710 millones de euros) a la semana para el contribuyente y un total de casi 40,000 millones de libras (45.910 millones de euros) menos al año para servicios públicos.

El estudio valora hasta cuatro desenlaces para el "brexit": un pacto a medida de Londres; el "modelo Noruega", con el Reino Unido en el mercado común pero fuera de la unión aduanera; el "modelo Canadá", con un acuerdo de libre comercio; y el peor escenario sería la falta de consenso con Bruselas, con la posterior intervención de la Organización Mundial de Comercio (OMC).

Una encuesta encargada por Populus, dirigida por el antiguo jefe de estrategia de David Cameron -primer ministro del país cuando se celebró el referéndum-, afirmó que los votantes, incluso aquellos que apoyaron la salida, temían que este proceso "podría costar muy caro". Con el "modelo Noruega", mediante el cual el Reino Unido tendría que adherirse a la regulación de la UE, el estudio predice un impacto fiscal más "positivo" de 260 millones de libras (298 millones de euros) a la semana.

Por su parte, la opción "Canadá", que evitaría la mayoría de las barreras arancelarias, ocasionaría una pérdida neta de 875 millones de libras (1,004 millones de euros) semanales. El escenario catastrófico sería la falta de acuerdo entre ambas partes y la intervención de la OMC, que llegaría a suponer 1,250 millones de libras (1.435 millones de euros) menos a la semana.

Este impacto en las arcas públicas supondría que el Reino Unido tendría menos dinero para financiar el gasto público, lo que tendría consecuencias directas en servicios como la sanidad. El informe predice un 22 % menos para sanidad en el acuerdo a medida; un 9% menos de financiación en el escenario de "Noruega"; un 31% con "Canadá" y, en el peor caso, la falta de acuerdo, la financiación se reduciría hasta un 44%, casi la mitad. Otra encuesta que Global Future determinó es que el 51% de los ingleses preferiría el escenario "Noruega", por su menor impacto en el gasto público.

Por otro lado, el 37 % de los británicos que votaron por el divorcio con Bruselas también preferiría este último escenario, frente al 36% que busca un acuerdo a medida, según el mismo sondeo. "Si vamos a decidir qué tipo de 'brexit' queremos, necesitamos un menú con todos los precios. Este informe recoge las actuales mejores estimaciones del Gobierno y depende de nosotros decidir qué precio estamos dispuestos a pagar", indicó Jonathan Portes, profesor de Economía en el King's College de Londres y encargado del estudio de Global Future.