La Estrella de Panamá
Panamá,25º

15 de Oct de 2019

Economía

Gobierno dice que paro camionero pierde fuerza y rechaza demandas

El paro camionero ha causado un perjuicio aún no precisado a la economía del país y un creciente desabastecimiento de todo tipo de productos

Ayer se cumplieron ocho días de paro en el sector de camioneros en Brasil

El ministro de la Presidencia de Brasil, Eliseu Padilha, aseguró que el paro camionero que paraliza al país desde hace una semana ha empezado a ceder y que lo importante ahora es ‘normalizar el abastecimiento' de productos básicos.

Padilha admitió que, según las autoridades policiales, ayer había ‘557 concentraciones' de camioneros en las carreteras del país, pero indicó que en los momentos más agudos de la paralización llegaron a ser ‘más de 1,200' e incluyeron bloqueos que ya casi han concluido.

También subrayó que los líderes de los sindicatos de camioneros han instado a sus afiliados a poner fin a la paralización después de que se anunció un acuerdo para reducir los precios del diesel, cuyos continuos aumentos fueron el detonante de las protestas.

‘El Gobierno ya cumplió con su parte. Ahora, tienen que cumplir ellos', declaró Padilha en alusión a un acuerdo anunciado la noche de este domingo para contener el precio de ese combustible y acabar con la crisis generada por la huelga.

Según el ministro, ‘comienza a haber una retomada del movimiento de los camiones' en las carreteras, aunque reconoció que ‘todavía es lento'. Aun así, insistió en que el Gobierno calcula que ‘esa retomada de la actividad se acelerará en los próximos días para ir entonces a una real normalización del abastecimiento'.

El paro camionero ha causado un perjuicio aún no precisado a la economía del país y un creciente desabastecimiento de todo tipo de productos, cuyos precios se han disparado en medio de claros brotes especulativos que las autoridades no han podido contener totalmente.

Desde la semana pasada la escasez se agudiza día a día y afecta a toda la cadena de consumo y servicios, desde los combustibles y los alimentos hasta las medicinas, y desde el transporte hasta la seguridad pública, pues muchos cuerpos de policía han limitado la vigilancia por falta de gasolina.

El ministro también confirmó que el Gobierno no analizará una posible dimisión del presidente de Petrobras, Pedro Parente, exigida por los sindicatos durante la huelga. ‘No podemos aceptar, y ni se analizará, cualquier presión para la destitución de Pedro Parente', cerró.