Panamá,25º

21 de Jan de 2020

Economía

Puertos de A. Latina necesitan inversión

A largo plazo, los 55,000 millones para 2040 tienen como principales destinatarios a México (24%), Panamá (16%) y Brasil (13%)

Puertos de A. Latina necesitan inversión
La inversión tendría que ser pública y privada.

El sector marítimo y portuario de Latinoamérica requiere una inversión tanto pública como privada de 55,000 millones de dólares hasta 2040, con la finalidad de dar el salto necesario en competitividad.

Así figura en el informe ‘Análisis de inversiones portuarias en América Latina y el Caribe al horizonte 2040', elaborado por el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) y cuyas conclusiones serán debatidas el 16 de julio en Madrid en un seminario sobre infraestructuras e integración en la región.

Según ese documento, los 55,000 millones de dólares en las dos próximas décadas incluyen las inversiones para introducir nueva capacidad portuaria de contenedores, mejorar la operación y el dragado de profundización en nodos portuarios en el corto y medio plazo, entre otros.

A medio plazo las inversiones identificadas ascienden a 15,000 millones de dólares, que se reparten en los mercados portuarios de México (25%), Brasil (13%) y Panamá (12%).

A largo plazo, los 55,000 millones para 2040 tienen como principales destinatarios a México (24%), Panamá (16%) y Brasil (13%).

‘La visión a 2040 del sector marítimo y portuario de América Latina y Caribe permite vislumbrar un contexto atractivo para los inversores, basándose en factores como el aumento esperado del PIB, la diversificación y tecnificación industrial, el fortalecimiento del sector servicios y la mejora de los corredores logísticos, entre otros', dice el informe.

Eso, acompañado de una modernización portuaria, permitirá triplicar el tráfico actual y superar los 150 millones de TEU (unidad de medida empleada en el transporte marítimo equivalente a veinte pies).

Además, hará posible contar con más de 20 puertos de más de 2 millones de TEU (actualmente sólo hay 6), atender buques de nueva generación a plena carga en los nodos principales, formar parte de las rutas marítimas troncales con conexiones directas a todos los mercados y desarrollar de manera masiva el tráfico de cabotaje y fluvial.

Así lo explica en el informe Rafael Farromeque, especialista sénior de la Vicepresidencia de Infraestructura de CAF.