26 de Feb de 2020

Economía

Gastos de defensa, ¿existe un mayor contribuyente de la OTAN?

Las críticas del presidente de EE.UU., Donald Trump, a las contribuciones de su país en gastos de defensa son un tema sensitivo que agrava las tensiones sobre la fuerza y unidad que debe de existir entre los países miembros de dicha organización

Hoy en día, las actuales tensiones a nivel internacional tienen como foco las inciertas acciones que podría tomar el gobierno de Estados Unidos (EE.UU.) con relación a su posición en La Organización Del Tratado del Atlántico Norte (OTAN). Las tensiones se agravan con relación a las alegaciones que hace el presidente Trump en cuanto al tema de los aportes que realiza EE.UU. como miembro de la organización en concepto de gasto de defensa. Esta polémica ha sido materia de discusión en períodos previos, señalándose que mientras EE.UU. cumple y aporta más del porcentaje mínimo acordado, otros miembros con capacidad económica no cumplen con el porcentaje indicado en los lineamientos a partir del período 2006.

Las críticas por parte del presidente de EE.UU. con relación a las contribuciones son un tema sensitivo que agrava día a día las tensiones sobre la fuerza y unidad que debe de existir entre los países miembros de dicha organización. La OTAN creada en 1949, luego de la Segunda Guerra Mundial, se establece con el objetivo de unificar la fuerza de defensa de 10 países de Europa, Canadá y EE UU Hoy en día, la OTAN está compuesta de 29 países miembros. Entre el período 1952-2017, 17 países de Europa han pasado a integrar La Organización. ¿Pero hasta qué extensión podrá mantenerse dicha alianza?

FICHA

La autora conduce el segmento ‘Su ventana financiera' en @Estrellaonline

Nombre completo: Laritza del Rosario Lezcano Navarro

Ocupación: Consultora financiera

Resumen de su carrera: Master en Inversiones y Finanzas y Diplomado de Economía y Finanzas de la Universidad Queen Mary University of London. Licenciatura en Contabilidad, Banca y Finanzas de la Universidad Santa María La Antigua de Panamá. Experiencia laboral en auditoría comercial, análisis financiero e implementación de análisis cuantitativo.

Las recientes participaciones del presidente Trump en reuniones de carácter internacional y significativo, como lo son la reunión de los G7 en Canadá, el mes de junio 2018, y la reciente reunión de la OTAN, en Bruselas, en julio 2018, han sido el escenario para que el tema de las contribuciones sea traído a alusión de manera continua. Dichos comentarios han sido objeto de crítica, indicándose que las alegaciones no son correctas basándose en las aclaraciones de los conceptos gastos indirectos que realiza un país en su propia defensa y la contribución o gasto directo con relación a la OTAN.

El gasto indirecto se refiere a la contribución a la propia defensa de cada país, establecido a un mínimo de 2% del Producto Interno Bruto (PIB) con el objetivo de que los miembros cumplan con su contribución a la alianza. En la actualidad no todos los países miembros han logrado cumplir con dicho porcentaje, afirmación corroborada con las cifras más recientes (reportadas en comunicado emitido por la OTAN, 2018), solamente 5 de los países miembros (17%) cumplen o exceden el mínimo del 2%, entre estos listan EE.UU. con el máximo aporte de 3.5% PIB, seguido de Grecia (2.2%), Estonia (2.14%), Reino Unido (2.14%) y Polonia (1.8%). Sin embargo, luego de los acontecimientos entre Rusia y Ucrania, en reunión llevada a cabo en Gales en 2014, los miembros se comprometieron a cumplir con este aporte mínimo para el año 2024. Las estimaciones de la OTAN para el período 2018 indican que Letonia, Lituania y Rumania cumplirán con el porcentaje como resultados de políticas o leyes que acuerdan incrementar el gasto de defensa. Esto significaría que, a seis años de la meta establecida, solamente siete países, menos del 75%, estarían cumpliendo con el lineamiento que a pesar de no ser categorizado de obligatorio es trascendental para crear cierto nivel de alivio con relación a la seguridad de dichas naciones.

¿Pero qué tan elevados son los gastos indirectos de defensa de EE.UU.? Los porcentajes de gasto de defensa como %PIB de EE.UU. entre el período 2011-2016 disminuyen aproximadamente un 1.22%, no obstante, se mantiene como el más elevado al cierre 2016 (3.56%) versus el %PIB agregado de Europa y Canadá (1.42%). Para este año 2018 se estima que el gasto de EE.UU. se mantenga al 3.5%PIB, lo cual sigue catalogando a la potencia norteamericana como el mayor contribuyente. A pesar de que estas cifras corroboran a cierta extensión las alegaciones, se considera que al ser el gasto indirecto resultado de la propia defensa de un país y EE.UU. una nación con alta exposición a una serie de eventos, esto ocasiona que su gasto sea significativo si se le compara con otros países con menor exposición.

En cuanto al gasto directo, EE.UU. también reporta ser el país con el mayor porcentaje asignado. Este se justifica bajo el concepto y la consideración del principio de fondo común, el cual hace referencia a que todos los países miembros deberán aportar a aquel gasto que sirva a un interés común, no obstante, dicho aporte bajo el principio no es uniforme y varía acorde a cada país, dado que el porcentaje asignado a cada uno se basa en la fórmula de costo compartido e ingreso nacional bruto. Por ende, las economías más grandes de la organización reportarán un mayor aporte en concepto de gasto directo bajo este principio. Los porcentajes revelados por la OTAN confirman que los miembros con mayor aporte son EE.UU. (22%), Alemania (15%), Francia y Reino Unido (10%). (Datos reportados en informe Nato Common-Funded Budgets & Programmes 01/01/2018 – 31/12/2019).

Las críticas han estado dirigidas a todos los países que no cumplen el mínimo, pero mayor énfasis se hace con relación a la baja contribución de aquellos países que contando con un PIB que lista entre las 10 mejores economías del mundo no cumplen con el 2%, entre estos Alemania. Sumado a las críticas, el presidente Trump también resalta la relación comercial que existe entre Alemania y Rusia con respecto al consumo de energía. ¿Hasta qué extensión podría ser esta relación cuestionada? Alemania es el mayor consumidor de energía a nivel mundial, siendo el petróleo, gas y carbón las mayores fuentes de energía de este país. Dado el alto nivel de consumo de energía por parte del sistema de transporte y hogares, la producción doméstica de Alemania de estas fuentes no es suficiente para cubrir la demanda local. Por ende, siendo Rusia de los mayores productores de fuentes de energía, no debe sorprender que esta nación supla un porcentaje significativo de dichos recursos. Las cifras de 2016 reportan que Alemania importó aproximadamente 40% de petróleo, 35% de gas y 32.2% de carbón de Rusia durante el período 2016.

¿Continuarán las tensiones sobre la alianza que establece la OTAN entre Europa, Canadá y EE.UU.? Las tensiones parecen no cesar próximamente, y es que además del llamado de atención al cumplimiento del mínimo porcentaje, el presidente Trump también ha manifestado que los países miembros deberían de incrementar su aporte a un 4%PIB Real. Pero si los países no han logrado cumplir con un 2%PIB, ¿qué probabilidades existen de que puedan contribuir con un 4%? El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, expresó ‘estar de acuerdo con que las contribuciones monetarias son importantes, pero que la solidaridad es más importante' (citado en artículo de Jeremy Diamond para CNN Politics ).