La Estrella de Panamá
Panamá,25º

17 de Oct de 2019

Economía

Panamá y China culminan primera ronda de negociación de TLC

La próxima ronda de negociaciones está prevista para el 20 de agosto próximo en Pekín

El ministro de Comercio e Industrias, Augusto Arosemena junto al equipo negociador.

Los equipos negociadores de Panamá y China completaron la primera ronda de negociaciones del tratado de libre comercio (TLC), enfocadas en homologar, acordar terminología, definiciones y conceptos iniciales, informó ayer una fuente oficial.

Tras cinco días de sesiones que finalizaron el viernes, ambas partes discutieron en nueve mesas de trabajo, las interrogantes de los asistentes, que contó con la participación del sector privado, indicó en un comunicado el Ministerio de Comercio e Industrias (Mici).

De parte del gobierno panameño, el jefe negociador, Alberto Alemán Arias, reiteró la posición del país en el sentido de defender los sectores sensitivos; fortalecer las capacidades comerciales; y proteger las profesiones restringidas a ciudadanos panameños.

La entidad detalló que entre las mesas que se abordaron las definiciones, disposiciones generales, acceso a mercados, propuestas fueron: Asuntos Legales; Servicios; Procedimientos Aduaneros y Facilitación de Comercio, Comercio Electrónico y Comercio de Bienes.

La próxima ronda de negociaciones está prevista para el 20 de agosto próximo en Pekín.

Los Gobiernos de ambos países lanzaron oficialmente las negociaciones para el TLC el pasado 12 de junio en una ceremonia en la capital china, coincidiendo con el primer aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas.

El año pasado, Panamá importó desde China bienes y servicios por valor de $1,344 millones y exportó productos por valor de $42,6 millones, entre desechos de cobre y aluminio, crustáceos, madera y café.

El país asiático es el primer proveedor de la Zona Libre de Colón, la zona franca más grande del hemisferio, ubicada en el Caribe panameño, y el segundo usuario más importante del Canal de Panamá, por el que pasa cerca del 6% del comercio mundial, después de Estados Unidos.