Temas Especiales

28 de Oct de 2020

Economía

Los negocios que la tecnología se llevó

La inteligencia artificial y la tecnología han permitido conectar a proveedores directamente con los usuarios finales. En el camino, a los intermediarios que no supieron adaptarse, los enterró la avalancha

Los negocios que la tecnología se llevó
La digitalización de las empresas es otro reto en los países grandes y pequeños.

Alquilar una película en Blockbuster es hoy una anécdota que cuentan los treintañeros a sus hijos, al igual que las fotos Polaroid, que se conservan sigilosamente en el baúl de los recuerdos familiares de antaño.

La tecnología y el internet han remodelado el mercado para siempre. No hay marcha atrás.

Incluso intermediarios históricos como las jugueterías Toys ‘R' Us sobrevivieron varios trimestres con números rojos antes de anunciar recientemente el cierre de sus puertas tras 70 años de actividad en Estados Unidos.

NOVEDADES

El gigante tecnológico lanzó la semana pasada un paquete de innovaciones para empresas

Actualizaciones para su plataforma G Suite con advertencias de seguridad rediseñadas, opciones para posponer y acceso sin conexión.

La versión independiente de Drive Enterprise.

El denominador común de estas historias empresariales truncadas es la tecnología. Bien sea porque no supieron adaptar su modelo de negocio a ella o bien porque lo que hacían o lo que ofrecían lo hacía mejor un robot, una página web o una aplicación.

El internet pone a disposición un mundo de información que antes solo estaba disponible para las empresas intermediarias. Un buen ejemplo son las agencias de viajes tradicionales o las tiendas de venta al detal, que compiten contra el inventario a un click.

Pero la revolución tecnológica no acaba con el internet. La inteligencia artificial promete automatizar muchos procesos tradicionalmente reservados para ejecución humana. Google acaba de lanzar una plataforma llamada Big Query, que crea algoritmos que permiten ofrecer ofertas personalizadas a clientes de centros de llamadas. La aerolínea Latam Airlines la utiliza para ofrecer opciones más personalizadas (en base al historial de compra y búsqueda captado por el algoritmo) para futuras compras de pasajeros.

En un paso más allá, se puede transformar toda esa metadata recopilada en ‘datos inteligentes', lo que el gigante tecnológico llama BigQuery Machine Learning, donde incorporan la tecnología del aprendizaje automático a los datos.

Con esto, las empresas pueden realizar análisis de datos inteligentes y aprovechar dicha información para definir e impulsar sus estrategias comerciales. Un punto menos para el servicio humano personalizado y la relación laboral que conlleva.

La fórmula de utilizar datos para personalizar productos o anuncios no es nueva. Ya le ha valido una gran parte del ‘éxito' a compañías como Google y Facebook, a pesar de las multas impuestas por la Unión Europea. Ahora es un producto que las empresas también podrán utilizar con sus clientes.

Los dispositivos inteligentes son otra apuesta de la industria para democratizar el internet y hacerlo movible. El internet de las cosas (IoT, como se le conoce en la jerga tecnológica), sigue desarrollándose aceleradamente. La novedad es un modelo que ayuda a clientes de Google a desarrollar e implementar dispositivos inteligentes conectados a escala, basados en modelos de aprendizaje automático en la nube y que pueden ejecutarse en Android Things o en un sistema operativo basado en Linux.

Este es el lenguaje que deben hablar las empresas del futuro: innovación y tecnología.