Temas Especiales

20 de May de 2022

Economía

Economía chilena se enfría y crece 2.8% al tercer trimestre

Un informe del Banco Central revela que la cifra se situó por debajo de los pronósticos del mercado y los expertos, que promediaban un aumento del PIB del 2.9% para el tercer cuarto del año

Economía chilena se enfría y crece 2.8% al tercer trimestre
Sebastían Piñera, presidente de Chile.

El producto interno bruto (PIB) de Chile mostró signos de enfriamiento y creció un 2.8% interanual en el tercer trimestre de este año, para situarse en un ritmo de expansión del 4.2% en lo que va de 2018, informó hoy el Banco Central.

La cifra se situó por debajo de los pronósticos del mercado y los expertos, que promediaban un aumento del PIB del 2.9% para el tercer cuarto del año, que según el informe tuvo tres días laborales menos que en 2017, lo que tuvo un impacto negativo de 0.4 puntos porcentuales en el PIB.

En el Gobierno, el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, consideró positivas las cifras, destacando la expansión del 4.2% acumulada en el año y el aumento de la inversión (7.1%).

"Quiero destacar que esta economía se está poniendo de pie y que está dejando de lado cuatro años de crecimiento negativo, es decir de caída en la inversión", comentó a los periodistas.

Agregó que el Gobierno espera un repunte de las cifras en el cuarto trimestre, con una recuperación de la Minería y una prolongación del dinamismo en los sectores no mineros, como la Construcción y los Servicios.

En su informe de Cuentas Nacionales correspondientes al tercer trimestre, el emisor ajustó al alza el cálculo de los dos trimestres anteriores: desde un 4.3% a un 4.5% en el primero y desde un 5.3 a un 5.4% en el segundo.

Desde la perspectiva de origen, según el informe, la actividad se vio impulsada por casi todos los sectores económicos en el tercer trimestre, con excepción de la minería (-2.7%), con los servicios personales (4%), el comercio (3.2%) y los servicios empresariales (3%) los que más incidieron en el resultado.

El emisor destacó que la cifra para el tercer trimestre con ajuste estacional muestra un incremento de la economía del 0.3%, con la minería, el transporte y los servicios personales como los sectores más dinámicos, mientras la industria manufacturera, el comercio y la actividad agropecuaria, silvícola y pesca mostraron retrocesos, siempre en términos desestacionalizados.

Desde la perspectiva del gasto, el tercer trimestre mostró nuevamente un fuerte dinamismo de la inversión, que creció un 7.1% interanual, según el Banco Central, que ajustó a la baja las cifras de inversión del primer y segundo trimestres, desde el 3.1 a un 3% en el primero y desde un 7.1 a un 7% en el segundo.

En línea con el enfriamiento de la actividad económica, la demanda interna ralentizó su expansión al 4.6%, tras haber crecido un 6.1% en el segundo cuarto del año y un 4.1% en el primer trimestre.

Durante el tercer trimestre, las importaciones crecieron un 10% interanual, mientras las exportaciones lo hicieron un 7.5%.

Las importaciones fueron lideradas por los productos metálicos, maquinarias y equipos, combustibles y químicos, mientras que las exportaciones fueron encabezadas por el cobre y los productos industriales.

En términos desestacionalizados, la demanda interna aumentó un 1.8% respecto del trimestre anterior, con el consumo de hogares y la inversión en maquinaria y equipos a la cabeza de dicho crecimiento.

Por otra parte, el ingreso nacional bruto disponible real creció un 5.5% (5.7% en el segundo trimestre), explicado principalmente por el aumento de las transferencias recibidas desde el exterior, lo que en parte fue compensado por mayores rentas pagadas.

El efecto en los términos de intercambio fue marginal. El ahorro bruto total ascendió al 22.2% del PIB en términos nominales, compuesto por una tasa de ahorro nacional del 20.2% del PIB y un ahorro externo del 2.4% del PIB, correspondiente al déficit en la cuenta corriente de la Balanza de Pagos, dijo el Banco Central.