Temas Especiales

08 de Apr de 2020

Economía

EE.UU. se prepara para días de intenso consumo interno

Según la Federación Nacional de Minoristas (NRF por su sigla en inglés), unos 164 millones de personas en EE.UU.

EE.UU. se prepara para días de intenso consumo interno
Se espera que los estadounidenses gasten hasta unos $720,000 millones durante la festividad.

Estados Unidos (EE.UU.) se prepara para cinco días de intenso consumo en torno al viernes negro o Black Friday, pues se calcula que 164 millones de personas irán de tiendas, en unas jornadas de fuertes descuentos que han importado otros países y que inaugura la temporada navideña para el comercio minorista y online .

Aunque el pistoletazo de salida es la festividad de Acción de Gracias, que se celebra cenando el tradicional pavo asado con los allegados el cuarto jueves de noviembre, este fin de semana ya hay rebajas ‘pre-Black Friday' en Amazon, una de las grandes firmas protagonistas.

La fiebre de las compras, no obstante, se dispara cuando llegan los descuentos más jugosos entre ese jueves y el ciberlunes (Cyber Monday), y que acotan el viernes negro y el sábado de las pequeñas empresas, y por los que muchos consumidores están dispuestos a esperar .

Según la Federación Nacional de Minoristas (NRF por su sigla en inglés), unos 164 millones de personas en EE.UU. —uno de cada dos estadounidenses— planean ir de tiendas esos cinco días, ‘ya sea después de acabarse el pavo u online en el ciberlunes', demanda para la que el comercio ‘estará listo', afirmó en un comunicado el principal responsable de la institución, Matthew Shay.

NRF realizó una encuesta a más de 7,500 personas y la mayoría (65%) encontró en ‘las ventajas de los descuentos' su principal razón para ir de compras, frente a un 26% que dicen hacerlo por seguir la ‘tradición' consumista de Acción de Gracias, según informa la agencia Efe .

Para la temporada navideña, de noviembre a diciembre, se espera que los estadounidenses gasten hasta $720,000 millones (un 4.8 % más), o $1,007 de media, en regalos o decoración, pero de acuerdo a la experiencia de otros años, más de un tercio de ese presupuesto se gastará solo en el fin de semana próximo.

‘La confianza de los consumidores es más alta que nunca, el desempleo es el más bajo en décadas y están subiendo los salarios. Todo eso se refleja en los planes de compra', explicó Shay.