Temas Especiales

04 de Apr de 2020

Economía

Acodeco detectó 44 anomalías durante el Black Friday

Las 44 anomalías detectadas consistieron, principalmente, en casos de ventas que no indicaban que era parcia

Acodeco detectó 44 anomalías durante el Black Friday
Se inspeccionaron 1,184 tiendas a nivel nacional.

Durante el Black Friday 2018, el pasado viernes 23 de noviembre, la Autoridad de Protección al Consumidor y Defensa de la Competencia (Acodeco) detectó un total de 44 anomalías en temas de publicidad; 28 comercios en Panamá y 16 en las regionales cometieron algún tipo de infracción a la veracidad en la publicidad.

El número de establecimientos comerciales verificados a nivel nacional fue de 1,184, lo que supone un incremento de 452 tiendas con relación al 2017, cuando la entidad solo visitó 732 locales comerciales.

La Acodeco informó en un comunicado de prensa que participaron 150 colaboradores. Las 44 anomalías detectadas consistieron, principalmente, en casos de ventas que no indicaban que era parcial, carencia de precios a la vista y publicidad confusa, así como omisión de doble precio (anterior y en rebaja). Estas faltas representaron el 50% de las imprecisiones.

Así mismo la entidad anunció que este sábado 1 de diciembre se inicia su acostumbrado operativo navideño, el que se implementa en dos etapas, del 1 al 6 y del 10 al 21 de diciembre a nivel nacional. El plan incluye operativos nocturnos en diversos comercios del país.

El administrador general de la Acodeco, Oscar García Cardoze, resaltó el hecho de que los comercios han sido más cuidadosos en cumplir lo que anuncian y, por ende, con el derecho de los consumidores. Duplicar el valor de las multas, a $600.00 obtuvo su efecto, dado que bajaron las faltas a la publicidad.

En la ciudad de Panamá fueron visitados 684 locales, (28 anomalías), mientras que por parte de las oficinas regionales hicieron lo propio, en 500 agentes económicos (16 faltas), informó la entidad en un comunicado.

Únicamente se dieron dos casos de comercios que anunciaron productos ‘hasta agotar existencias', cuando lo que exige el regulador es informar la cantidad de unidades disponibles.