La Estrella de Panamá
Panamá,25º

23 de Oct de 2019

Economía

Productores esperan poder reunirse con Varela

Gabriel Barletta, presidente de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá, señaló que ‘la situación radica en la falta de implementación de políticas de Estado'.

El martes los productores salieron a protestar.

Luego de los disturbios ocurridos en Divisa, provincia de Herrera, el pasado martes, en medio de una protesta de productores agropecuarios, y con la presencia del titular de la cartera de Desarrollo Agropecuario, Eduardo Enrique Carles, gremios productores, empresariales y políticos abogan por mantener abierto el diálogo para buscar una solución para el sector primario del país.

Unidos por el Agro, agrupación que convocó a los productores en dos puntos del país —en Divisa y en el puente del río Risacua, en Chiriquí— lamentó los hechos de violencia ocurridos y están a la espera de una reunión con el presidente de la República, Juan Carlos Varela, ya que el ministro Carles, al ser parte de una sociedad anónima dedicada a la importación de alimentos, está expuesto a un conflicto de interés, por lo que le agradecen ‘la sustitución de Carles' para reanudar el diálogo.

En su cuenta de Twitter, Carles precisó que se trasladó a Divisa ‘dispuesto a buscar el consenso y lo mejor para el sector agropecuario del país'.

El ministro coincide con Varela, quien en la misma red social escribió: ‘así como lo manifesté en la reunión que presidí con productores el 24 de octubre en Chitré, el Gobierno siempre está dispuesto al diálogo para evaluar acciones y retos; pero de ninguna forma aceptaremos actos de violencia, haremos prevalecer la ley, el orden público y la paz social'.

El vidrio del vehículo donde viajó Carles, acompañado por el ministro de Seguridad Pública, Jonattan Del Rosario, fue impactado con piedras, por lo que tuvieron que ser evacuados del lugar.

La agroindustria se pronunció. La Asociación Nacional de Molineros aseguró que está de acuerdo con las manifestaciones pacíficas, pero ‘comprende la necesidad urgente de atención a importantes asuntos del sector agropecuario, del cual forma parte la mayoría de sus miembros'.

Por su parte, la Asociación Nacional de Avicultores de Panamá se identificó con las jornadas de lucha con el propósito de llamar la atención de las autoridades frente a las crecientes dificultades que amenazan la sostenibilidad de varias de las más importantes actividades dedicadas a la producción de alimentos, con los consecuentes riesgos que se ciernen sobre la seguridad alimentaria.

Asimismo, la Asociación Nacional de Porcinocultores de Panamá solicitó al presidente Varela que ‘no permita que el apetito voraz de unos pocos importadores, sumado a la inestabilidad del mercado internacional del cerdo producido por una disputa comercial entre dos grandes potencias, termine destruyendo al sector que tiene la tarea de suministrar alimentos sanos y frescos'.

Desde la vitrina empresarial, Gabriel Barletta, presidente de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá, señaló que ‘la situación radica en la falta de implementación de políticas de Estado'.

La Asociación Panameña de Ejecutivos de Empresas, en tanto, manifestó su preocupación por los acontecimientos violentos acaecidos durante la protesta de los productores. Y exhortó, tanto al sector productivo como al Gobierno, a ‘bajar el tono de las confrontaciones, permitiendo así el restablecimiento del diálogo constructivo, basado en el cumplimiento de los acuerdos ya pactados que logre soluciones consensuadas entre las partes'.

El Partido Revolucionario Democrático también repudió las acciones de violencia al decir que el gobierno ‘está obligado a atender las demandas del sector, a eliminar de esta relación la intimidación, la mentira y la burla, componentes nefastos' que solo pueden provocar situaciones como las del martes pasado.