La Estrella de Panamá
Panamá,25º

16 de Oct de 2019

Economía

Consejo Fiscal, el ‘gobierno paralelo' que dejará Varela

La misma obra, pero ahora con distintos actores. El próximo gobierno heredará al menos dos estructuras con amplios alcances económicos y con directores cuyos nombramientos trascienden su mandato

Imitando a su antecesor, hoy detenido preventivamente en la cárcel El Renacer, el presidente Juan Carlos Varela creó al menos dos estructuras que trascenderán su mandato.

Estructuras que, al inicio de su gestión, el mismo Varela llamó ‘gobierno paralelo' y cuyos directores, nombrados por el gobierno antecesor, trascenderían el quinquenio martinellista para seguir operando en la era varelista.

En ese entonces, el ‘gobierno paralelo' lo componían la Autoridad Nacional de Ingresos Públicos, la Autoridad Nacional de Transparencia y Acceso a la Información, la Agencia Panamá Pacífico y la Cadena de Frío. Casi todas, nacidas legalmente en 2013.

La toma del poder directivo de dichas instituciones por parte del recién estrenado gobierno varelista gestó el Pacto de Gobernabilidad entre los panameñistas y el opositor Partido Revolucionario Democrático (PRD).

La ‘superley', una que derogaba todos los nombramientos, entre otras modificaciones, fue aprobada por la plana mayor de ambos partidos.

VARELA REPLICA FÓRMULA

El actual gobierno creó el Consejo Fiscal, una ‘comisión independiente' que contribuirá al análisis técnico de la política macrofiscal mediante informes ‘no vinculantes'.

La ‘asesoría' del cuadro incluirá la modificación y cumplimiento de reglas fiscales, tanto en presupuesto como en ejecución, proyecciones fiscales, seguimiento del presupuesto, evolución de las finanzas públicas, suspensión temporal de límites financieros por desastres naturales o desaceleración económica y sostenibilidad de la deuda pública.

El Consejo Fiscal estará integrado por tres ‘profesionales independientes' con trayectoria en economía, banca, finanzas o contabilidad a nivel de maestría, como mínimo, y por un periodo de siete años ‘no prorrogables'.

La Asamblea Nacional añadió un párrafo transitorio en la Ley 68 del 26 de diciembre pasado, en el que ordenan al Ejecutivo para la primera designación de estos directivos, hacerlo de manera escalonada: uno por siete años, uno por cinco años y uno por tres años. Y luego, al vencimiento de los periodos iniciales, los nuevos nombramientos serían por siete años. Una fórmula que, según varias fuentes consultadas, busca ‘ubicar fichas' en posiciones de poder dentro del gobierno entrante.

¿UN MEF BICÉFALO?

Aun cuando los miembros del Consejo Fiscal actuarán como consultores, el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) especificó que ‘existe la obligación por parte de los gobiernos de cumplir o explicar, en caso de no seguir las recomendaciones (del Consejo Fiscal)'.

Por cada reunión, los directores cobrarán una dieta aún sin cifrar.

Además, contarán con una secretaría técnica adscrita al MEF, que se constituye como unidad ejecutora y que estará conformada por profesionales en macroeconomía o finanzas públicas y personal administrativo.

Pero el organigrama del MEF colgado en su página oficial ya incluye al menos seis direcciones con alcances similares a las funciones descritas para la nueva estructura. Se trata de la Dirección de Políticas Públicas, la Dirección de Programación de Inversiones, la Dirección de Planificación Regional, la Dirección de Presupuesto de la Nación, el Consejo Económico Nacional y el Consejo de Coordinación Financiera de la República de Panamá.

‘DURMIENDO CON EL ENEMIGO'

Al financista Allan Corbett le parece buena la iniciativa, pero cuestiona el momento en que se aprueba, faltando escasos meses para las elecciones generales y la transición de mando. ¿Por qué hacerlo ahora? Primero, para colocar sus fichas, reflexionó. Por otro lado, para dejar ‘cuadros internos' que justifiquen las políticas económicas del gobierno saliente o para garantizar la continuidad de subsidios como 120 a los 65, la beca universal, etc. Y en caso de una eventual insostenibilidad de dichas políticas heredadas, poder culpar al nuevo gobierno en caso de que decida desintegrar o reemplazar las cabezas del Consejo Fiscal, de acuerdo con el análisis de Corbett.

En la opinión del economista Adolfo Quintero, la existencia de un comité consultivo en un ministerio de economía ‘no es tan común', pero lo ve positivo porque ‘uno de los grandes problemas de los gobiernos es que no consultan'. Hizo la salvedad de que es un ente que recomienda. Quien tiene el poder de decisión es el MEF, aclaró.

Maribel Gordón, economista y vicepresidenta del partido Frente Amplio por la Democracia (FAD), indicó que hay instituciones que se crean y que al final no tienen margen de operatividad porque nacen supeditadas a ciertas políticas públicas que son infravaloradas o eliminadas con el cambio de gobierno.

También ve en estas figuras una conducta repetitiva de la partidocracia, de querer dejar sentadas figuras que protejan sus intereses y que, de alguna manera, puedan garantizarles impunidad en las próximas administraciones. ‘Estos consejos de asistencia, que deberían estar bajo instancias técnicas y académicas, terminan siendo entregados a estructuras empresariales y organizacionales que, incluso, pueden comprometer las reformas fiscales anunciadas en detrimento de la mayoría de la población.

Sobre el conflicto de intereses, la ley aprobada solo señala que los miembros del Consejo Fiscal deben ser ciudadanos panameños sin vínculos de parentesco dentro del cuarto grado de consanguinidad y segundo de afinidad ni relación conyugal con los otros dos miembros ni con el ministro de Economía y Finanzas de turno. Además, la ley subraya que ‘el ejercicio de dicho cargo no es incompatible con el desempeño de actividades privadas'.

EN LA ATP

Otro cuadro paralelo que heredará el próximo gobierno será el Fondo de Promoción Turística, que también se materializó legalmente en 2018 —un año antes de las elecciones, igual que el ‘gobierno paralelo' que dejó Martinelli a Varela—.

La figura, inédita hasta ahora en la Autoridad de Turismo de Panamá (ATP), garantiza un aporte oficial de al menos $20 millones anuales a un fondo mixto, que sumando aportes privados también, se dedicará básicamente a promocionar al país en destinos internacionales.

Pero a diferencia del Consejo Fiscal, el Fondo de Promoción Turística está compuesto por siete directores. Uno de ellos es el ministro o ministra de la ATP —actualmente Gustavo Him—, y el presidente del Consejo Nacional de Turismo, que no es más que la Junta Directiva de la ATP y que actualmente preside Pedro Heilbron, también presidente ejecutivo de Copa Airlines.

Los cinco directores restantes son nombrados por el Ejecutivo. En el primer periodo, serán tres directores nombrados por tres años y dos directores por siete años. Vencido el periodo de los nombrados por tres años, se reemplazarán por dos directores por cinco años y un director por siete años. Luego, todos los nombramientos serán por siete años.

La directora general del fondo será Liriola Pittí, con amplia experiencia en el sector y exdirectora del extinto IPAT. Los otros miembros nombrados por el ejecutivo son Steve Tarazi, Fernando Duque, Mirei Endara y Jorge Tovar.

El gobierno varelista replica así otra fórmula que aplicó su antecesor, y que criticó con tal vehemencia que hasta pactó con el partido opositor para desmantelarla.

‘Es buena iniciativa, pero ¿por qué hacerlo ahora, a escasos meses de las elecciones? Quieren dejar sus fichas colocadas,

ALLAN CORBETT

CATEDRÁTICO EN LA USMA Y FINANCISTA

‘No es tan común pero es positivo, porque uno de los grandes problemas es que los gobiernos no consultan',

ADOLFO QUINTERO

ECONOMISTA

‘Deberían estar bajo instancias académicas y técnicas, en cambio, son entregadas a estructuras empresariales y organizacionales que buscan perpetuar sus intereses económicos',

MARIBEL GORDÓN

ECONOMISTA Y VICEPRESIDENTA DEL FAD