La Estrella de Panamá
Panamá,25º

17 de Oct de 2019

Economía

FMI rebaja previsión de crecimiento para Perú y Colombia

Las tensiones comerciales entre China y Estados Unidos, sumado a la desaceleración de algunas economías, afectarán la dinámica este año

Alejandro Werner, director del FMI para América Latina.

El FMI redujo este viernes las previsiones económicas de Colombia hasta el 3.3% y de Perú hasta el 3.8%, mientras que mantuvo las de Chile en el 3.4% para este año, ante ‘el debilitamiento global y la creciente incertidumbre política'.

Para el organismo financiero, existen varios riesgos, entre ellos un aumento de las tensiones comerciales entre China y EE.UU., o una desaceleración en algunas economías importantes, que podrían determinar un menor crecimiento del comercio en la región.

Alejandro Werner, director para América Latina del Fondo Monetario Internacional, indicó en rueda de prensa que la región es especialmente vulnerable a ‘un ajuste de las condiciones financieras mundiales, incluido un aumento en la volatilidad financiera global, mayores tipos de interés en EE.UU. y un dólar más fuerte'.

REGIÓN

Colombia crecería 3.6% mientras que Perú un 4.1%, menos de los pronosticado hace tres meses por el organismo.

La inflación de Venezuela llegaría a 10 millones, este año.

Centroamérica y la República Dominicana crecerán 3.8% en 2019.

Las rebajas de Colombia y Perú son ambas de tres décimas respecto a lo calculado tres meses atrás, cuando se presentó el informe de Perspectivas Económicas Globales, aunque ambos países verán acelerarse su crecimiento económico en 2020, con una expansión estimada de 3.6% y 4.1%, respectivamente.

La economía colombiana se verá impulsada por el continuo respaldo de la política monetaria, el gasto de los gobiernos subnacionales en un año de elecciones, la ejecución del programa de infraestructura 4G y el impacto positivo de los cambios recientes de la política tributaria en materia de inversión.

Perú, por su lado, aprovechará el aumento de precios de las materias primas y las políticas fiscales y monetarias anticíclicas. En Chile, el FMI mantuvo las estimaciones de este año en 3.4% y situó las de 2020 en 3.2%, dado que se ‘prevé que la normalización de la política monetaria que comenzó en octubre de 2018, avance gradualmente'.

Estas cifras se producen en un contexto de ralentización de la recuperación económica regional. Este lunes, la institución dirigida por Christine Lagarde ya rebajó a un 2% en 2019 y 2.5%, en ambos casos dos décimas menos de lo calculado tres meses atrás, lastrada por el empeoramiento de las previsiones en México, la profundización de la crisis venezolana y la contracción de Argentina dentro de su proceso de ajuste.

Sobre Argentina, Werner mostró un tono de cauto optimismo al destacar que la inflación y las expectativas de inflación están en una tendencia descendente desde octubre, lo que de prolongarse permitiría un ‘reducción gradual' de la tasa de interés y una recuperación económica en la segunda mitad del año.

Argentina registró en 2018 una inflación del 47.6% en todo el ejercicio, la cifra más alta desde 1991, impulsada por la fuerte devaluación que ha vivido el país en el pasado año, y se espera que se reduzca al 28.7% a final de 2019.

Por otro lado, el Fondo remarcó que la crisis económica y humanitaria proseguirá en Venezuela con ‘una aceleración de la hiperinflación, de una tasa que en el 2018 estuvo cercana a los 2 millones por ciento, pasará a una tasa que, si bien recuerdo, iba a estar en 2019 en 10 millones por ciento'.

Werner agregó que si la economía de Venezuela se contrajo en 2018 un 18% no hay ‘nada' que ‘permita predecir que la contracción económica sea significativamente menor en 2019'.

La economía venezolana -subrayó- el experto, es hoy menos de la mitad de lo que era en 2013. Los cálculos del Fondo señalan que si se excluye a Venezuela, el crecimiento de Latinoamérica y el Caribe sería de 2.3% para este año y 2.7% para 2020.

Finalmente, en Centroamérica y la República Dominicana se prevé un repunte de la actividad económica, hasta el 3.8% en 2019 y 4% en 2020, algo más lento de lo previsto el año pasado, debido al ajuste fiscal en Costa Rica y la incertidumbre por las protestas sociales en Nicaragua.