La Estrella de Panamá
Panamá,25º

14 de Oct de 2019

Economía

Absuelven a Menem de encubrir investigación de atentado de 1994

El ataque en un centro israelí (Amia) de la capital argentina dejó 85 muertos y continúa sin esclarecerse

Un tribunal de Argentina absolvió este jueves al expresidente Carlos Menem (1989-1999) del delito de encubrimiento en la investigación del atentado a la mutua judía Amia de Buenos Aires, que dejó 85 muertos en 1994 y sigue impune.

El Tribunal Oral en lo Criminal Federal 2 de Buenos Aires, con la presencia de Menem y el resto de imputados, dio a conocer el veredicto tras tres años y medio de juicio y condenó, entre otros, a seis años de cárcel al exjuez Juan José Galeano, quien tuvo a su cargo la primera etapa de la investigación del atentado y a cuatro años y seis meses al exsecretario de Inteligencia Hugo Anzorreguy.

Menem quedó absuelto de los delitos de ‘abuso de autoridad y violación de los deberes de funcionario público y encubrimiento' que le había imputado la Fiscalía, que pedía para él cuatro años de prisión, la misma pena que los querellantes.

También fueron absueltos el ex agente de inteligencia Patricio Miguel Finnen; el extitular de la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA) Rubén Ezra Beraja; el abogado Víctor Alejandro Stinfale y el expolicía Jorge Alberto Palacios.

En esta causa se han juzgado numerosas irregularidades detectadas en el primer juicio abierto por el atentado, que concluyó en 2004 con la declaración de nulidad de toda la investigación y la absolución de los policías argentinos imputados, a quienes se había acusado de haber formado parte de la conocida como ‘conexión local'.

Tradicionalmente, la comunidad judía atribuye a Irán y al grupo chií Hizbulá la planificación del ataque, que fue el segundo contra judíos de Argentina, después de que 29 personas murieran en 1992 al explotar una bomba frente a la Embajada de Israel, que también sigue sin esclarecer.

Durante la lectura de la sentencia se calificaron los hechos juzgados como ‘constitutivos de graves violaciones de los derechos humanos'.

El abogado y exvendedor de vehículos usados Carlos Telleldín —presuntamente vinculado a la camioneta que estalló en la sede de la AMIA— fue condenado a tres años y seis meses de prisión e inhabilitación perpetua por ser considerado partícipe necesario del delito de peculado (malversación de fondos).

En el juicio se expuso el pago de la Secretaría de Inteligencia a Telleldín —con autorización de Galeano— para que diera una declaración falsa que involucrara a policías y, por otro, el abandono deliberado de la investigación sobre el ciudadano de origen sirio Alberto Kanoore Edul, quien supuestamente tenía vínculos con la familia Menem.

‘Tenemos acreditado que la familia presidencial le hacía favores a la familia Kanoore Edul', sostuvo durante el juicio uno de los integrantes de la unidad fiscal dedicada al atentado de la AMIA, Miguel Yivoff.