La Estrella de Panamá
Panamá,25º

14 de Oct de 2019

Economía

La mudanza de Etesa, una pretensión que persiste en los planes de su administración

Según se informó a ‘La Estrella de Panamá', en los días previos a los carnavales se volvió a remitir a la Dirección de Asesoría de la Contraloría el contrato de arrendamiento, pero las cláusulas no han variado

A pesar de la negativa de la Contraloría General de la República y de los cuestionamientos de la Asamblea Nacional, algunos grupos ciudadanos y los propios trabajadores de la compañía, la actual administración de la Empresa de Transmisión Eléctrica (Etesa) todavía insiste en mudar su sede a un nuevo edificio.

La Estrella de Panamá fue informada de que en plena época de carnavales se remitió a la Contraloría un documento en el cual se pretenden ‘subsanar' algunos elementos que fueron cuestionados por la misma institución fiscalizadora de los fondos públicos. A pesar de que la condición es la misma.

La diputada Zulay Rodríguez reveló ayer que actualmente está en el despacho de asesoría legal de la Contraloría el contrato que representaría una erogación extra de $10 millones para el Estado.

Rodríguez solicita al contralor, Federico Humbert, que ‘no se preste para esto' y que no permita que este contrato reciba el visto bueno.

Al mismo tiempo, recordó a la presidenta de la Asamblea Nacional, Yanibel Ábrego, que el Pleno legislativo aprobó citar a Gilberto Ferrari, gerente de Etesa, para que explique el tema del proyecto de la cuarta línea de transmisión, que costaría $500 millones al Estado. Asimismo, debe explicar el tema de la mudanza.

La diputada se pregunta cuál es el interés de Ferrari en cambiar la sede de la institución, cuando quedan apenas unos meses para que concluya el actual gobierno.

Al mismo tiempo, los trabajadores de la institución preguntan por qué no se deja esta transacción para que la defina la próxima administración, la cual debe evaluar si es conveniente mudarse.

Según los trabajadores, la mudanza de las actuales instalaciones representaría un gasto muy elevado, porque, además de que deben pagar un canon de arrendamiento más elevado que el actual, le tocaría a Etesa adecuar el área que se va a alquilar, pues está en lo que se denomina obra gris. Habría que concluir todo lo que se refiere a electricidad, cielo raso, baldosas y otros trabajos de adecuación.