Temas Especiales

17 de Apr de 2021

Economía

Contribución al crecimiento económico de América Latina

Brasil y México como participantes clave para potenciar probabilidades de crecimiento económico proyectado para América Latina luego de la desaceleración experimentada en el período 2018

Luego de un período de incertidumbres que rondaban las elecciones políticas de las economías más grandes de América Latina, hoy en día la atención en el ámbito regional se dirige a los potenciales resultados de crecimiento económico para este período fiscal 2019.

De acuerdo con las proyecciones publicadas por la Comisión Económica para América Latina y El Caribe (Cepal, 2019), se estima que la región crezca 1.8% versus el resultado de 1.3% reportado al cierre del 2018.

PROMOTORES DE CRECIMIENTO ECONÓMICO

Dicho potencial de crecimiento, equivalente a un favorable 0.5%, se encuentra significativamente relacionado a las actividades que se desarrollan en diversos sectores económicos de gran relevancia para la región.

Las estadísticas revelan que entre los períodos 2007-2017 los sectores económicos que aportaron en mayor parte al PIB regional fueron servicio, industria y agricultura. Entre estos, el sector servicio refleja ser el más dinámico aportando más del 55% en cada uno de los años que comprende esta década acorde a las estadísticas reportadas.

Considerando estos datos y el desenvolvimiento de distintas industrias de servicio como lo son las telecomunicaciones y el sector financiero, se proyecta una similitud en cuanto a los resultados 2018-2020.

En lo que respecta a la telecomunicación, el crecimiento compuesto anual de la industria oscila entre el 0% y el 2% en la mayoría de los países. Las oportunidades para el sector se potencian principalmente en la población de AL, la cual se caracteriza por ser relativamente joven en comparación a otras regiones.

Esto abre paso a que existan más consumidores alineados con la tecnología que involucran los nuevos productos y servicios. Sin embargo, la oportunidad trae consigo ciertos retos siendo la tecnología un factor disruptivo.

En la actualidad esta industria experimenta cambios con significativa frecuencia, resultado de la innovación y la competencia, lo cual conlleva a la interrupción de productos y servicios ya establecidos.

En lo que al sector financiero concierne, la aceptación e integración de compañías Fintech con origen en Europa, Estados Unidos y Canadá ha incrementado el crecimiento de este sector dado que la tecnología permite la inclusión de millones de personas al uso de productos y servicios de la banca tradicional. Se estima que aquellas personas con acceso tienen mayores probabilidades de establecer una situación financiera más organizada desde la perspectiva personal como de negocio.

Dicha inclusión también potencia la demanda de otros productos y servicios financieros como lo son los fondos de pensiones, los seguros, la banca de inversión, entre otros. Entre más demanda exista de otros productos y servicios no convencionales, se incrementan las probabilidades de expansión del sector lo cual potencia el crecimiento y desarrollo general.

En cuanto al sector industrial tenemos a la industria de la minería. La región AL se caracteriza por su oferta de materia prima a otros mercados emergentes así como desarrollados. A pesar de que ciertas materias primas como los hidrocarburos han presentado cierto nivel de volatilidad en los precios en los últimos períodos, la región se distingue por ser la proveedora de minerales que escapan de la abundancia internacional, entre estos aluminio, plomo, cobre y oro.

A la fecha, Brasil ha comunicado la subasta de 20,000 áreas para la explotación minera, lo cual es un indicativo de que existe un mercado del cual no solamente las compañías dedicadas a la extracción se beneficiarían sino también toda aquella que facilite las herramientas y equipo que estas primeras necesitan.

Se debe de reconocer que además de los factores sociodemográficos que caracterizan a la región y promueven una demanda de los productos y servicios de estos sectores, el actual y potencial dinamismo está impulsado significativamente por las actividades de ciertos participantes.

Así se corrobora consultando la situación financiera e impacto que tiene ciertas compañías. De acuerdo con el ránking de las 2,000 compañías más grandes del mundo ( Forbes , 2019), entre las primeras 1,000 listan compañías de la región AL, la mayoría de estas con origen en Brasil, Colombia, México, Chile y Perú (ver cuadro adjunto: Compañías Top de América Latina) .

Consultando a detalle el cuadro adjunto, entre las cinco primeras posiciones listan compañías de Brasil, que son parte del sector servicio, la minería y los hidrocarburos.

En el sector servicio destacan los conglomerados dedicados a diversos segmentos de las finanzas. La primera es Itaú Unibanco Holding, con capitalización de mercado de $87 miles de millones, ofrece diversidad de servicios bancarios a clientes individuales como corporativos que incluyen desde la banca de consumo a la administración de activos.

Le sigue Bradesco, con un valor de mercado de $61.3 miles de millones, posicionado como el segundo banco más grande de la región de AL desarrollando operaciones en los segmentos servicios bancarios, seguros, pensiones y capitalización de bonos. Cada una de estas compañías emplea entre 90,000 a 100,000 empleados.

La industria de la minería de la región la lidera Vale, S.A. Con valor de mercado de $77.4 miles de millones, destaca como la principal productora de mineral de hierro. Reporta una planilla de más de 60,000 empleados.

Por parte de Colombia lista la petrolera Ecopetrol, con valor de mercado de $94.1 miles de millones, sus operaciones incluyen los segmentos: exploración, producción refinamiento y petroquímico, transporte y servicio logístico.

México destaca en la lista con la compañía de Fomento Económico Mexicano (FEMSA), cuya actividad principal es el comercio de bebidas, principalmente gaseosas, jugos, agua, café, así como los servicios de logística. Reporta un valor de mercado de $31.2 miles de millones y emplea una planilla de más de 295,000 empleados.

En lo que respecta a Perú, por la relevancia de la industria de la minería en este país se esperaría que una compañía minera ocupara la posición 716 del ránking, sin embargo representando al país sudamericano lista la compañía financiera Credicorp.

Con operaciones que incluyen la banca, fondos de pensión, seguros y banca de inversión, reporta un valor de mercado de $18 miles de millones.

El aporte de estos sectores y sus integrantes al PIB doméstico y regional se ve reflejado tanto en el atractivo que puede fomentar para la inversión como también en la disponibilidad de plazas de trabajo. Así lo reflejan las cifras previamente citadas, las cuales indican que cada una de estas compañías listadas emplea más de 60,000 personas.

Al consultar los porcentajes de las cifras de ocupación o plazas de trabajo publicadas en el anuario estadístico regional ALC, se indica que aproximadamente el 24.6% de las personas empleadas pertenecen al sector servicio, 7% al sector financiero y 1%-2% a la minería.

Como podemos observar, un porcentaje significativo del crecimiento de la región AL estará liderado por el sector servicio, la minería, y las grandes compañías que los integran, por lo que estos sectores y compañías son un atractivo de la economía regional y representan oportunidades de inversión a considerar.

FICHA

La autora conduce el segmento ‘Su ventana financiera' en @Estrellaonline

Nombre completo: Laritza del Rosario Lezcano Navarro

Ocupación: Consultora Financiera

Resumen de su carrera: Master en Inversiones y Finanzas y Diplomado de Economía y Finanzas de la Universidad Queen Mary University of London. Licenciatura en Contabilidad, Banca y Finanzas de la Universidad Santa María La Antigua de Panamá. Experiencia laboral en auditoría comercial, análisis financiero e implementación de análisis cuantitativo.