La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Economía

Gran Bretaña ayuda a regresar a pasajeros de Thomas Cook

Se espera que otros 135.000 pasajeros regresen a Gram Bretaña en vuelos extraordinarios en los próximos 13 días, incluidos 16.800 en 74 vuelos el martes

Pasajeros británicos clientes de Thomas Cook esperan en fila en el aeropuerto de Antalya, Turquía, el lunes 23 de septiembre de 2019.AP

El mayor programa de retorno de personas a Gran Bretaña desde la Segunda Guerra Mundial se aceleró el martes después de que la operadora británica de viajes Thomas Cook se declaró en quiebra dejando a miles de clientes varados en varios países.

Mientras los desconcertados clientes de Thomas Cook llegaban a los aeropuertos de todo el planeta, la Autoridad de Aviación Civil de Gran Bretaña dijo el martes que ya había logrado traer de vuelta al Reino Unido a 14.700 clientes de la empresa en 64 vuelos el lunes. Eso equivale a un 95% de los usuarios que tenían vuelos reservados para regresar a casa ese día.

Se espera que otros 135.000 pasajeros regresen a Gram Bretaña en vuelos extraordinarios en los próximos 13 días, incluidos 16.800 en 74 vuelos el martes. Todos serán trasladados sin importar su nacionalidad o si están protegidos por el programa de seguro de viaje respaldado por el gobierno británico.

“Una repatriación de esta envergadura y naturaleza no tiene precedentes y, lamentablemente, habrá algunos inconvenientes y trastornos para los clientes", dijo Richard Moriarty, director ejecutivo de la autoridad británica de aviación. "Haremos todo lo posible para minimizar esto a medida que la operación continúe", agregó.

Moriarty dijo que los viajeros no deben preocuparse por cómo volverán.

"Queremos que la gente siga disfrutando de sus vacaciones, así que los llevaremos de vuelta al Reino Unido el día de su salida original, o muy poco tiempo después".

Thomas Cook, colmado de deudas, cesó todas sus operaciones el lunes porque no pudo recaudar los fondos que necesitaba de sus accionistas, dejando en el limbo a miles de clientes en todo el mundo y a 21.000 empleados, entre ellos 9.000 en el Reino Unido. Se espera que el programa para traer de vuelta a los pasajeros le cueste al gobierno unas 100 millones de libras (125 millones de dólares).

No quedó claro de momento cuántos de los 600.000 pasajeros que estaban volando con la compañía hasta el domingo continuarían varados. En Alemania, las autoridades están estudiando un préstamo solicitado por la aerolínea Condor, subsidiaria de Thomas Cook. La subsidiaria holandesa de la compañía dijo que se cancelaron todos los vuelos del martes y los clientes no podrán usar sus reservas hoteleras.

En los últimos años, los ejecutivos de la empresa han sido acusados de no adaptarse a los cambios en el sector turístico y de recompensarse con salarios y primas excesivamente altos. Según informes, los directores de la compañía de viajes recibieron casi 50 millones de libras (62 millones de dólares) en la última década, paquetes que fueron aprobados por los accionistas en las asambleas generales anuales, incluso cuando el rendimiento financiero de la empresa se estaba deteriorando.