La Estrella de Panamá
Panamá,25º

14 de Oct de 2019

Economía

Fincas verticales, la nueva alternativa de producción en Panamá

Expertos en la industria y la academia manifiestan que esta actividad asegura una mayor calidad de los productos y garantiza los ingresos

Estudiantes y profesores de la UP y UTP se han estado capacitando sobre fincas verticales.Shutterstock

Las fincas verticales se han convertido en una alternativa de producción moderna para los agricultores y un remedio ante los efectos del cambio climático, aseguró David Proenza, presidente de la Fundación para el Desarrollo de la Agricultura en Ambiente Controlado.

En entrevista con La Estrella de Panamá, Proenza explicó que las fincas verticales forman parte de una modalidad productiva que se basa en la tecnología y están muy relacionadas a la hidroponia, que es el cultivo en agua y tierra.

Aseguró que mediante esta práctica de cultivo, el productor puede manipular la temperatura y toda las condiciones ambientales que necesita una planta para su crecimiento.

Asimismo, indicó que entre los beneficios que ofrece este sistema de cultivo está que se emplea menos del 80% del agua que comúnmente se usaría en un método de cultivo tradicional; y no se usan químicos.

Destacó que esta tecnología es un gran avance para la producción de alimentos y la seguridad alimentaria, puesto que es más rápida. “Cada 30 días hay cosecha”, aseguró Proenza, quien considera que las fincas verticales son el “futuro” de la agricultura por sus beneficios y ahorros.

Además, se refirió a los orígenes de las fincas verticales señalando que es un método que surgió en Europa y que poco a poco está generando interés en la región. “En Panamá hay una aceptación y evolución” de este método, indicó.

Como ejemplo del avance, expresó que actualmente hay proyectos que están invirtiendo en este tipo de negocios de producción agropecuaria; y que la Fundación para el Desarrollo de la Agricultura en Ambientes Controlados también se encuentra operando bajo este concepto agropecuario.

Igualmente, informó que desde hace cuatro años la fundación entabló una alianza con la Universidad de Chiba, en Tokio, Japón, la Universidad de Panamá (UP) y la Universidad Tecnológica de Panamá (UTP), para enviar —a ambos países— cada año a tres estudiantes y a un profesor para que aprendan sobre ambiente controlado en invernadero y finca vertical.

Por su parte, Eldis Molinar, decano de la Facultad de Agronomía de la UP, dijo que actualmente están conversando con la fundación sobre la posibilidad de establecer una infraestructura sobre fincas verticales “para seguir trabajando en esta práctica”.

“A partir de la experiencia de otros, vemos la necesidad de estimular el uso de la agricultura con tecnología. Es una alternativa factible y sana”, puntualizó Molinar.