Panamá,25º

18 de Nov de 2019

Economía

Aumento del déficit público pasa primer debate sin mayor contratiempo

El déficit fiscal este año cerraría en 3.5% del PIB hasta el año 2022, para reducirse entonces al 2% del PIB

Sede del Ministerio de Economía y Finanzas.Archivo

La propuesta de elevar el tope del déficit fiscal público está pasando por la Asamblea sin mayor contratiempo. Este lunes se aprobó en primer debate el proyecto de ley que modifica el artículo 10 de la Ley 34 de 5 de junio de 2008, relativo a la Responsabilidad Social Fiscal (LRSF).

La modificación busca elevar el tope máximo de déficit  a 3.5% del PIB para este año. Para mitigar el aumento, el gobierno pretende disminuirlo al 2% del PIB a partir del año 2022, cuando el Gobierno esté en la segunda mitad de su mandato. .

El Ministro de Economía y Finanzas, Héctor Alexander, expuso este lunes la 'situación fiscal' del Sector Público No Financiero ante la Comisión de Presupuesto. Marcó un déficit de 3.5%. Aunque no trascendió el monto exacto del déficit ni por parte de la Comisión de Presupuesto ni en el comunicado oficial del Mef.

El Gobierno heredó, según sus propias palabras, un 'hueco fiscal' del gobierno de Juan Carlos Varela. A su llegada, el ministro Alexander anunció sendas auditorías a ministerios y entidades que habían adquirido compromisos presupuestarios cuyo registro aun no había llegado al MEF.  Pero más allá de la deuda a los proveedores, que calcularon en unos $1,000 millones, el MEF no ha cifrado el tamaño del 'hueco fiscal'. 

El viceministro de Economía y Finanzas, Jorge Almengor declaró la semana pasada en el programa Radar de TVN, que incluso el déficit público por deudas de arrastre podría superar un 5%, nuevamente sin dar cifras concretas. 

El Gobierno apela a generar ahorros que financien las nuevas inversiones 'de manera sostenida' y para para ellos, dicen que 'la disciplina es clave'. 

Pero muchos sectores han criticado el recorte presupuestario en rubros de inversión en vez de funcionamiento. En contraste, el gobierno considera que recortar los gastos para alcanzar el déficit permitido por la actual Ley de Responsabilidad Social Fiscal podría afectar 'adversamente la frágil recuperación de la economía del país'.