Temas Especiales

08 de Aug de 2020

Economía

Teletrabajo genera discrepancias, pero el Ejecutivo tiene la última palabra

El anteproyecto de ley 125 que establece y regula el teletrabajo en Panamá fue aprobado hace dos semanas en tercer debate en la Asamblea, el Mitradel ya hizo su aporte, pero el presidente aún no lo sanciona

Teletrabajo_genera_discrepancias_pero_el_Ejecutivo_tiene_la_ultima_palabra-0
El anteproyecto sobre teletrabajo fue liderado por el diputado Raúl Fernández.Archivo | La Estrella de Panamá

Después de casi dos semanas de que la Asamblea Nacional (AN) aprobara en tercer debate el anteproyecto de ley 125, que establece y regula el teletrabajo en la República de Panamá, la propuesta sigue generando discrepancias entre varios sectores de la sociedad.

Y es que pese que la ley ya está en manos del Ejecutivo y en espera de su sanción, representantes de la Confederación Nacional de Unidad Sindical (Conusi), consideran que el anteproyecto deber ser bajado a primer debate para que sea mayormente analizado, pues consideran que no se hicieron las consultas necesarias.

Mientras que la ministra de Trabajo y Desarrollo Laboral (Mitradel), Mitradel, Doris Zapata, se muestra de acuerdo con esta modalidad, aunque afirmó que “ la última palabra la tiene el Presidente”.

Por su parte, el Consejo Nacional de la Empresa Privada (Conep), también ve el teletrabajo como una oportunidad que atraería a las empresas multinacionales.

“El teletrabajo no es nada nuevo. Es una modalidad que ya se venía implementando aquí (de manera informal) y en otros país y lo que se está haciendo en Panamá con este anteproyecto de ley es reformarlo oficialmente”, afirmó Zapata.

En ese contexto, comentó que cuando se trata de promover nuevos anteproyecto de ley de esta categoría se deben buscar las adecuaciones para revisar los puntos positivos que se pueden destacar al ser un proyecto del Órgano Legislativo.

Desde el Mitradel se conoció que el departamento de asesoría legal de la presidencia está incluso evaluando los aportes que desde el Mitradel se hicieron.

“El teletrabajo no es nada nuevo. Es una modalidad que ya se venía implementando en otros países”,

DORIS ZAPATA
MINISTRA DEL MITRADEL

Y con base en sus consideraciones, el presidente, puede “vetar o no la ley”, incluso “cambiarla” o que “agreguen” más detalles”.

Además, destacó que el tiempo que dure la decisión del Órgano Ejecutivo es de total “desconocimiento”.

Falta de discusión

Pese a que el anteproyecto del teletrabajo ya fue aprobado en tercer debate, Genaro López, secretario general de Conusi, considera que la propuesta, que fue impulsada por el diputado independiente Raúl Fernández, debió tener mayores discusiones y consenso con el sector trabajador.

El dirigente sindical cuestionó que esta “falta” de debate “no es nada nuevo para el gremio”.

Y afirmó que “hoy en día, vemos como las propuestas de ley se van directamente a la AN para ser impulzadas y luego aprobadas por el Ejecutivo, sin algún tipo de consultas previas con los gremios, esto a pesar de que existe un convenio que le establece al Gobierno consensuar con nosotros los del sector trabajador, todos los temas que tienen que ver en material laboral ”.

Según López, el gremio aún analiza el anteproyecto para saber cuál es la posición real que tiene Conusi sobre el tema. Entre los puntos de relevancia está el cumplimiento del pago de las prestaciones, los salarios y otros tipos de derechos laborales.

“Debemos conocer con mayor profundidad todos los aspectos que envuelven esta nueva modalidad en los derechos de los trabajadores”, apuntó López.

En esta línea, Eduardo Gil, representante del Consejo Nacional de los Trabajadores Organizados (Conato), expresó que el teletrabajo tiene bastantes elementos positivos en torno a los beneficios que obtendrá el trabajador. Sin embargo, existen otros elementos que considera que debieron ser consensuados con amplitud.

“Ante los actores involucrados como son los trabajadores y el sector privado debió existir un acercamiento real para así promover las discuciones pertinentes”, indicó Gil.

El representante de Conato recomendó que ante las disconformidades presentadas por el anteproyecto del teletrabajo, el mismo debe bajarse a primer debate.

“De darse la baja nosotros podremos aprovechar para hacer la intervenciones pertinentes de las situaciones que nos preocupa y de cómo se puede buscar soluciones a esas inquietudes”, comentó.

Gil reveló que a parte del teletrabajo existen otros ocho proyectos adicionales que están siendo debatidos en el Organo Legislativo y que tienen relación con la modificación al Código de Trabajo y que “no están siendo consultados con los gremios de los trabajadores”, denunció.

“Hacemos un llamado a la masa trabajadora para que se unan para que hagamos fuerza de que estos proyectos que son sensitivos pasen a su debida discusión con la sociedad”, indicó.

“Debemos conocer con mayor profundidad todos los aspectos que envuelven esta nueva modalidad en los derechos de los trabajadores”,

GENARO LÓPEZ
SECRETARIO GENERAL DE CONUSI

Oportunidad

Por su p arte, Severo Sousa, expresidente del Conep, señaló que el teletrabajo a un paso de su posible aprobación, podría ser una oportunidad que atraería a las empresas multinacionales que se encuentran en el país o las que estarían por venir.

“Ante una falta de una reglamentación este tipo de empresas se les dificultaba contratar a personas, a pesar de que hubo otras que optaron por hacerlo de igual forma”, acotó Sousa.