Temas Especiales

04 de Aug de 2020

Economía

Panamá declara la carne bovina como producto sensitivo

La regulación quedó establecida en el Decreto de Gabinete No. 29 de 10 de diciembre de 2019 publicado en la Gaceta Oficial No. 28918, con el objetivo de aumentar el consumo de carne nacional y evitar que los importadores eludan la protección arancelaria establecida para este rubro

Con la medida se busca impulsar el consumo de carne bovina nacional.Archivo | La Estrella de Panamá

El Gobierno panameño declaró “producto sensitivo” para la economía nacional toda la carne bovina, sea fresca, refrigerada, congelada, salada, ahumada o procesada, así como todos los despojos comestibles de bovino, ya sean frescos, refrigerados o congelados.

Así lo establece el Decreto de Gabinete No. 29 de 10 de diciembre de 2019, publicado en la Gaceta Oficial No. 28918, luego de que el ministro de Desarrollo Agropecuario (Mida), Augusto Valderrama, presentó la propuesta en Consejo de Gabinete, con el fin de evitar que los importadores eludan la protección arancelaria establecida para este rubro, que va desde 25% al 30% de arancel.

A través de un comunicado, el Mida explicó que al calificarse la carne y despojos de bovino como producto sensitivo, no estaría permitido aplicar exoneraciones del 3% de arancel a aquellos importadores, industrias o procesadores que importen estos productos como insumos, materias primas o bienes intermedios bajo las leyes de fomento industrial.

El titular del Mida dijo que con este decreto se busca promover la producción nacional y que la agroindustria local utilice la materia prima de carne de bovino nacional antes que la importada. No obstante, se excluye la materia prima cárnica que no está disponible en el país, con las características que requiere la agroindustria, como lo es la carne bovina congelada en trozos irregulares denominada recortes “trimming”.

Las importaciones de carne bovina para el 2018 fueron 5,708 toneladas (32,431 res), por valor de $31.9 millones, principalmente de Nicaragua y Estados Unidos, favorecidas y promovidas por preferencias arancelarias pactadas bajo acuerdos comerciales, errores de aplicación de esas preferencias, subfacturación en su valor declarado y facilidades bajo regímenes de fomento industrial para la importación de la materia prima al 3% de arancel.

De acuerdo con el Mida, el Gobierno Nacional ya ha tomado algunas medidas para corregir estos errores y poner control a las importaciones que perjudican el sector de la producción nacional ganadera y el precio del ganado en pie; pero con la carne bovina declarada como producto sensitivo se promoverá la utilización por la industria nacional y restaurantes antes que la carne importada.

El artículo 25 de la Ley 28 de 1995 estableció que en el caso de la importación de insumos y materia prima de origen agropecuario, que a juicio de Órgano Ejecutivo sean productos sensitivos, se manejaran bajo un régimen de licencias y contingentes arancelarios, con topes en las cantidades autorizadas, teniendo en cuenta los volúmenes pactados en la Organización Mundial del Comercio, pero no cantidades ilimitadas.