Temas Especiales

27 de Sep de 2020

Economía

Panameños no logran cubrir plazas laborales

El informe detalla que las grandes empresas son las que tienen más dificultades para cubrir los puestos de trabajo (40%), seguidas por las medianas (43%), las pequeñas (43%) y las microempresas (33%).

Según el estudio “Escasez de talento”, de Manpower Group, el 43% de los panameños tiene problemas para cubrir plazas laborales.

Ventas y mercadeo, seguido por técnicos, son las plazas más difíciles de cubrir.Achivo | La Estrella de Panamá

Las cifras actuales se posicionan este año como unas de las más altas que el país ha registrado dentro de un período de nueve años en que se ha estado realizando este análisis.

El pico de dificultad para llenar plazas laborales en el mercado local se registró hace seis años: 58% (2014).

El resto de los años de la medición ha arrojado resultados más bajos: 47% (2012), 46% (2015), 43% (2019), 38% (2010-2013), 36% (2011-2016) y 35% (2018).

Con la escasez de talento tan aguda, según este análisis, los empleadores se enfrentan al desafío de satisfacer sus necesidades de una fuerza laboral en un mercado cada vez más exigente, mientras otros países intentan hacer lo mismo, de acuerdo con Manpower Group.

Entre las habilidades más difíciles de encontrar están las de ventas y mercadeo, técnicos, ingeniería, expertos en tecnología inteligente, gestión administrativa y de oficina, contabilidad y finanzas, oficios calificados, conducción y logística, manufactura y otros profesionales calificados.

El informe detalla que las grandes empresas son las que tienen más dificultades para cubrir los puestos de trabajo (40%), seguidas por las medianas (43%), las pequeñas (43%) y las microempresas (33%).

También se detalla que el 54% de las compañías en todo el mundo reportan escasez de talento, la más alta en más de una década.

Para satisfacer las necesidades del talento de hoy en día, Manpower Group reitera la importancia de crear una estrategia holística, que comprenda la combinación de cuatro elementos clave: invertir en aprendizaje y desarrollo para hacer crecer la reserva de talento; tener la disposición de asumir nuevos roles dentro o fuera de la organización; recurrir al mercado externo para encontrar los mejores talentos y cultivar comunidades de talento más allá de la organización, incluyendo trabajadores de tiempo parcial, independientes, contratados y temporales, con el objetivo de complementar las habilidades de los trabajadores existentes.