Temas Especiales

19 de Sep de 2020

Economía

Gobierno de Panamá asegura que la UE evaluó al país con información vieja para incluirlo en su lista negra

El MEF aseguró que la decisión de la Unión Europea (UE) de incluir a Panamá en su lista de países no cooperadores en materia fiscal se sustenta en mediciones que cubren el periodo del 1 de abril de 2015 al 31 de marzo de 2018 y no en revisiones actuales.

Panorámica de rascacielos Panamá
Hoy la Unión Europea volvió a incluir a Panamá en su lista negra de paraísos fiscales, pese a los avances del país. Archivo | La Estrella de Panamá

Tras la inclusión hoy de Panamá en la lista negra  de paraísos fiscales de la Unión Europea, el Gobierno panameño afirmó que la UE evaluó al país con  información vieja. 

"La decisión de la UE del 18 de febrero de 2020, de incluir a Panamá en la lista de países no cooperadores en materia fiscal, se sustenta en mediciones que cubren el periodo del 1 de abril de 2015 al 31 de marzo de 2018", sustentó  el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), a través de un comunicado.

Precisó que entre los criterios utilizados por la UE para incluir a Panamá en la lista de países no cooperadores en materia fiscal, se encuentra una evaluación que realizó anteriormente el Foro Global de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), la cual fue basada en el intercambio de información fiscal durante el periodo del 1 de abril de 2015 al 31 de marzo de 2018, es decir, se fundamentó en una foto de ese período.

Matizó que el reporte del Foro Global de la OCDE, que fue publicado luego el 12 de noviembre de 2019, calificó a Panamá como un país “Parcialmente Cumplidor”.

"La decisión de la Unión Europea de incluir a Panamá en la lista de países no cooperadores en materia fiscal no consideró los esfuerzos que ha realizado y está realizando el Gobierno Nacional en transparencia fiscal", sostuvo. 

Avances

Como parte de los avances del país,  destacó que durante la administración del presidente Laurentino Cortizo Cohen se trabaja en el perfeccionamiento del Proyecto de Ley 169 que crea el registro único de beneficiarios finales, para permitir que las autoridades puedan fiscalizar que las empresas desarrollen sus actividades económicas en estricto cumplimiento con la Ley.

También se elevó la Intendencia a Superintendencia de Sujetos no Financieros, para darle autonomía a esta institución y fortalecer sus capacidades para la supervición de los sujetos no financieros.

Se incrementó, además, el número de profesionales y las capacidades administrativas de la Dirección General de Ingresos (DGI) dedicadas a la atención de las solicitudes de cooperación internacional y la ejecución de los procesos de supervisión y sanción, por ser la entidad responsable del intercambio de información.

Otra decisión importante del Gobierno Nacional fue la inclusión de más de 400,000 sociedades en un nuevo estatus en el Registro Público, que permite hacer público la suspensión de los derechos corporativos de las entidades jurídicas incumplidoras.

A su vez, indicó que a los esfuerzos anteriores, se suma el proceso de consultas que realiza el Gobierno Nacional para la modificación de la Ley 52 de 2016, que regula el acceso a los registros contables de las entidades jurídicas offshore.

Adelantó que para resolver esta situación, este año el Gobierno Nacional pedirá una nueva evaluación al Foro Global de la OCDE, con el propósito de mejorar la calificación de Panamá en el ámbito del intercambio de información fiscal, para luego ser removidos de la lista de países no cooperadores en materia fiscal de la Unión Europea.

Mientras que para avanzar rápida y eficientemente en obtener una mejora en la clasificación del Foro Global de la OCDE y salir de la lista de países no cooperadores en materia fiscal de la UE, indicó que el Gobierno Nacional ejecuta las iniciativas legales, procedimentales y administrativas necesarias y el MEF trabaja con un equipo altamente capacitado para cumplir con los estándares internacionales requeridos.

Este martes, la UE volvió a incluir a Panamá en su lista negra de paraísos fiscales, de la que había salido en enero de 2018, debido a que consideró que el país no cumple con las normas del Foro Global sobre transparencia e intercambio de información fiscal, dependiente de la OCDE.

Islas Caimán -territorio británico de ultramar-, las Islas Seychelles y Palau entraron en este listado actualizado y aprobado hoy por los ministros de Economía y Finanzas comunitarios, con lo que se eleva a doce el número de territorios que lo componen. Samoa Americana, Fiji, Guam, Omán, Samoa, Trinidad y Tobago, las Islas Vírgenes estadounidenses y Vanuatu también permanecen en la lista negra.

El bloque europeo puso en marcha su lista negra en diciembre de 2017 y desde entonces evalúa periódicamente a terceros países en función de tres criterios que son: 

- Nivel de transparencia e intercambio de información.

-Existencia de prácticas fiscales perjudiciales.

-Cumplimiento de las normas internacionales para evitar la erosión de la base imponible.

Su próxima revisión será en octubre.

Por otro lado, la UE también actualizó su lista gris,  pasando de 32 a 12 países. En ese listado incluyó a aquellas jurisdicciones que todavía no cumplen las exigencias comunitarias, pero que se han comprometido a hacer cambios.

En el listado  todavía figuran :Turquía, Anguila, Botswana, Bosnia Herzegovina, Eswatini (antigua Suazilandia), Jordania, Maldivas, Mongolia, Namibia y Tailandia debido a que requieren hacer cambios en materia de transparencia.

Mientras que Marruecos, Australia, Santa Lucía, Namibia y Jordania, aún deben adaptar sus legislaciones para acabar con ciertos regímenes fiscales perjudiciales.

La UE da a cada uno de los países un plazo concreto para subsanar sus deficiencias.