Temas Especiales

10 de Jul de 2020

Economía

Las bolsas se desploman por el miedo a que el coronavirus pare la economía

El temor de que el impacto del coronavirus en la economía global sea mayor de lo previsto se ha extendido entre los inversores, que abandonan la renta variable y buscan refugio en activos considerados más seguros, como el oro, el yen y la deuda de países solventes, principalmente EEUU y Alemania.

Bolsas
El coronavirus ha teñido de rojo las bolsas de todo el mundo, en cifras nunca antes vistas.Archivo | EFE

El miedo a que el impacto del coronavirus en la economía global sea mayor de lo previsto se ha extendido entre los inversores, que abandonan la renta variable -lo que ha teñido de rojo las bolsas de todo el mundo- y buscan refugio en activos considerados más seguros, como el oro, el yen y la deuda de países solventes, principalmente Estados Unidos y Alemania.

El precio del petróleo cae con fuerza por el temor a un frenazo de la economía mundial y por la falta de acuerdo entre la OPEP y otros países productores de crudo.

El Ibex 35, el selectivo de la Bolsa española, bajaba un 3.6 % a las 14 horas; Londres perdía un 3.4 %; Fráncfort, un 3.5 %; París, un 3.8 %; y Milán, un 3.3 %.

En Asia, Tokio ha caído un 2.72 %; Hong Kong, un 2,32 %; y Seúl, un 2.16 %.

Según Sergio Ávila, de IG España, los inversores temen que el impacto económico derivado de la expansión del coronavirus sea mayor del calculado inicialmente y que afecte no solo a Asia sino también a Europa y EEUU.

En la misma línea, Renta4 cree que la aversión al riesgo se ha intensificado en los mercados ante el temor a un parón en la economía y en los resultados empresariales.

Frank Häusler, de Vontobel (SIX:VONN) AM, prevé un descenso significativo en el ritmo de crecimiento de la economía mundial, pero espera una recuperación en verano.

Bank of America (NYSE:BAC) insiste en que las políticas monetaria y fiscal no evitarán los problemas en la oferta causados por la interrupción de las cadenas globales de suministro, pero precisa que pueden minimizar los efectos de la epidemia en la demanda.

El Banco Asiático de Desarrollo ha cifrado entre 77,000 y 347,000 millones de dólares (entre 68,000 y 306,000 millones de euros) el impacto del coronavirus en la economía mundial, lo que supondría entre el 0.1 % y el 0.4 % del PIB global.

Los precios del petróleo registran bajadas sensibles, agravadas por la falta de acuerdo entre la OPEP y otros países productores, principalmente Rusia.

El Brent, de referencia en Europa, baja un 5 % y cotiza por debajo de los 48 dólares, su mínimo desde julio de 2017.

El Texas, referente en EEUU, cae también un 5 % y se negocia por debajo de los 44 dólares, aunque ha llegado a caer hasta su nivel más bajo mínimo desde 2016.

En Viena, las diferencias entre Arabia Saudí y Rusia han retrasado la reunión prevista entre la OPEP y otros grandes países productores.

La salida de fondos de la renta variable se percibe en la evolución de activos refugio como los bonos de EEUU y Alemania, el oro o el yen, la moneda japonesa.

La rentabilidad de los bonos estadounidenses y alemanes a diez años están en mínimos históricos, y el oro se acerca a máximos se siete años.