Temas Especiales

02 de Jun de 2020

Economía

'Black Weekend' en vilo por brote del COVID-19

Comerciantes y empresarios se mostraron preocupados por las consecuencias del nuevo coronavirus, adelantando que evalúan estrategias para enfrentar la situación tras la crisis

En los últimos tres años, Panamá venía posicionándose en Latinoamérica como el mejor destinos de compras de septiembre con el Black Weekend, un fin de semana de ofertas y descuentos en mercancía seleccionada, como el reconocido Black Friday en noviembre. No obstante, la llegada de COVID-19 ha paralizado la organización en los centros comerciales, para una campaña este año.

Nadkyi Duque, presidenta de la Asociación Panameña de Centros Comerciales (Apacecom) comentó a La Estrella de Panamá que "todo va a depender del tiempo que dure esta situación y los avances, a nivel internacional ya estaríamos tarde para una campaña, pero iremos evaluando".

Ante el cálculo de las pérdidas registradas a la fecha por COVID-19, la ejecutiva indicó que "no se puede medir, ya que todo depende cuántos meses dure está situación y las estrategias de recuperación que se hagan (los negocios) tanto colectivo como individual".

El Black Weekend es una actividad comercial donde participan Apacecom de la mano de la Cámara Nacional de Turismo y la Autoridad de Turismo de Panamá.

Hasta el momento por ley, los negocios que se mantienen operando en los centros comerciales son: bancos, ferreterías, farmacias, clínicas y supermercados, detalló la representante de los centros comerciales.

"Todo va a depender del tiempo que dure esta situación y los avances, a nivel internacional ya estaríamos tarde para una campaña, pero iremos evaluando", Nadkyi Duque,
​Presidenta de la Asociación Panameña de Centros Comerciales

Duque quien también es la directora de Mercadeo de Albrook Mall, uno de los centros comerciales más grandes y concurridos del país, aclaró que aplicaron diferentes medidas, todas dentro del marco permitido por el Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral, previas consultas, como: 

  • Reducción a media jornada,
  • Vacaciones pendientes,
  • Adelanto de vacaciones, y
  • Suspensión de contratos temporal.

La membrecía de Apacecom la conforman 3,240 locales dentro de los centros comerciales, y solo en Albrook Mall hay 640 locales.

Duque detalló que el tráfico promedio en Albrook Mall antes de COVID-19 diariamente era de 30 a 40 mil personas y los fines de semana hasta 90 mil visitantes.

LA EXPERIENCIA 2019

En 2019 el Black Weekend que se desarrolló del 13 al 15 de septiembre generando un movimiento diario de 175 mil compradores, entre nacionales y extranjeros.

En esa oportunidad participaron más de 3,000 tiendas de 14 centros comerciales, con descuento de hasta un 70% en diversos productos. Entre los más buscados estuvieron: televisores, electrodomésticos, computadores, celulares y marcas reconocidas de ropa, calzado y bolsos.

COVID-19, IMPACTANDO A LA REGIÓN

Pero la situación que atraviesan los centros comerciales en Panamá se replica en el resto de Centroamérica, donde económicamente COVID-19 también ha afectado. Así lo dio a conocer la Federación de Cámaras de Comercio del Istmo Centroamericano (Fecamco), que realizó un sondeo regional del 17 de marzo al 23 del mismo mes, para conocer el impacto de la pandemia en el sector productivo.

En dicho sondeo participaron 1,110 empresas; donde el 86.6% de dichas entidades son Mipymes de las cuales el 44.4% pertenecen al sector de servicios, el 32% a comercio y el 10.2% a industria, reflejando el impacto que las medidas de emergencia están teniendo tanto en la productividad de la región como en los empleos.

La encuesta de la Fecamco reveló que el 80% de los encuestados manifestaron haber tenido disminución de sus ventas y de los cuales más del 70% son Mipymes. El 37.1% de estas manifestaron haber tenido pérdidas de más de un 75% en ventas.

Ahora bien al cuantificar el impacto de la Mipymes encuestada estas señalaron a la Fecamco que sus pérdidas rondarían en más de los $65.5 millones.

Adicional a las pérdidas económicas, los tres impactos más relevantes manifestados por las empresas han sido: reducción de operaciones, problemas para adquirir bienes e insumos y el aumento de costos, detalló el grupo de cámaras regionales.

Mediante un comunicado, la agrupación centroamericana explicó que "en su mayoría, las empresas encuestadas han manifestado que las medidas en sus países han sido adecuadas o extremas pero necesarias, a excepción de Nicaragua que manifestaron que las medidas impuestas en su país eran totalmente inadecuadas".

Agregó que "de extenderse las medidas por más tiempo, las empresas manifestaron reiteradamente que tendrían que reducir operaciones, reducir personal y suspender operaciones, entre otras medidas que incluyen incluso el cierre de sucursales o cierre definitivo".

Para la Mipymes el impacto es muy significativo de mantenerse la situación, ya que un 19.8% tendrían que suspender operaciones, un 21.7% reducir personal y un 23.2% manifestaron que reducirían operaciones, alertó.

El impacto de las empresas en relación con sus proveedores internacionales se ha visto en su mayoría en: retrasos en las entregas, desabastecimiento e incrementos de costos.

La Fecamco en su comunicado concluyó que "si bien existe una comprensión plena que esta es una crisis humanitaria ante la cual es preciso un trabajo coordinado con todos los sectores y sensato, los gobiernos deben tomar además de las acciones sanitarias que son necesarias, acciones económicas que les permitan a las empresas, en su mayoría Mipymes, hacer frente a esta crisis para evitar perder la estabilidad de los empleos que se generan, que vienen a ser el sustento de las familias centroamericanas así como el dinamismo de la economía regional".