Temas Especiales

11 de Jul de 2020

Economía

Industriales abogan para que se reactive la fabricación de bebidas alcohólicas

Con la medida, la industria recupera los 6,000 empleos directos antes de COVID-19 y el Estado aseguraría el pago anual de $125 millones en impuestos

Varela sanciona Ley que equipara impuesto de bebidas alcohólicas
Imagen ilustrativa de diversos licores que se comercializan en Panamá.Archivo | La Estrella de Panamá

Este jueves, el Sindicato de Industriales de Panamá (SIP) mediante una conferencia por Zoom con periodistas abogó por la reactivación de la industria de fabricación de bebidas con alcohol, con el objetivo de recuperar los 6,000 empleos directos que se generaban en este sector antes de COVID-19 y el pago anual de $125 millones que recibe el Estado en impuestos.

El Decreto Ejecutivo 507 del 24 de marzo prohíbe la venta y el consumo de bebidas alcohólicas en todo el país, siendo Panamá el único país de América con la pandemia COVID-19 y Ley Seca, está última medida se suma al distanciamiento social, las cuarentenas obligatorias y la suspensión de vuelos comerciales.

Aldo Mangravita, presidente del SIP, comentó que se debe eliminar la ley seca. "Esto es importancia, esto no es un capricho", exclamó.

El industrial es de la opinión que hay que reactivar gradualmente la economía y convivir con el virus. "Ya hoy, la reactivación es tarde. Los bolsones de desempleo lo único que hacen es aumentar".

Cifras del SIP indican que el sector en general representa el 1.3% del Producto Interno Bruto nacional. Además de que la industria nacional genera a la economía panameña un total de 146,000 empleos directos, representando el 7.5% del empleo total del país.

Mangravita expresó además de que el Gobierno debe honrar sus compromisos, pues deudas millonarias. La cadena de suministro del área de alimentación y abastecimiento, representa más del 50% de la industria estos deben ser "cancelados en un periodo no mayor a 30 días. Extendida esta solicitud a los pagos pendiente del 2019", sentenció el empresario.

El representante del SIP se refiere a las deudas pendientes que tiene el Gobierno Nacional, con las Naviferias que promovió el Instituto de Mercadeo Agropecuario, las que fueron previas a COVID-19 en Panamá.

La conferencia sirvió para tratar seis temas adicionales a la reactivación de la fabrica de bebidas alcohólicas y la cancelación de deudas por las Naviferias sino que abordaron además la burocracia para los salvoconductos de las industrias que están exceptuadas y aquellas actividades que brindan soporte a la industria nacional. 

Según Manfravita "se debe ampliar para los colaboradores que se reintegran, nuevos colaboradores o puestos de trabajo. La industria solicita canalizar la información y procedimientos referentes a salvoconductos a través del Ministerio de Comercio e Industrias".

También abordaron la ampliación del horario del servicio de transporte público, el cual moviliza a los trabajadores cuyas actividades económicas están exceptuadas y siguen laborando, para el abastecimiento de bienes de primera necesidad y productos de salud que requiere la población. 

"Actualmente el servicio de transporte semanal funciona en un horario limitado y suspensión servicio de transporte los fines de semana por la cuarentena total", argumentó el presidente del SIP.

Definición de procedimientos y protocolos de reapertura para las industrias cuyas actividades fueron cerradas por la pandemia. Se deben programar con antelación. 

En conferencia, el empresario conformó a los periodistas participantes que de darse la reactivación escalonada en los sectores: construcción, ferreterías, metalmecánica, y manufacturas diversas, los mismos se comprometen a contar con su protocolo sanitario y establecido, siguiendo las medidas de seguridad del Ministerio de Salud.

Lo anterior guarda relación con la tramitología para nuevos productos y servicios debe ser expedito para la reactivación económica y generación de nuevos empleos.

Otra de las inquietudes que manifestaron los industriales a medios nacionales e internacionales es el retrasos en aplicación pruebas de COVID-19. "Se requiere de mayor celeridad en la aplicación de las segundas y terceras pruebas a las personas para poder reintegrarse a sus puestos de trabajo", sentenció Mangravita.

Finalmente el tema tratado por los industriales de Panamá es la suspensión de presentación gravamenes, como: del Impuesto Sobre la Renta de 2019, impuesto municipal y el Impuesto Sobre la Renta anticipado de 2020, para empresas que están afectadas por el COVID-19. Para Mangravita "se requiere de una flexibilización en los pago de impuestos y tasas durante la cuarentena", ya que todas esrán afectadas por COVID-19.