Temas Especiales

15 de Jul de 2020

Economía

Diputados del Parlacen analizan realidad del turismo en la región

La reunión sirvió para plasmar los protocolos sanitarios, y legislación para apoyo al sector turístico una vez los países de la región controlen el COVID-19

Sitios turísticos que puedes visitar en Panamá 
San Blas .Archivo | La Estrella de Panamá

La Comisión de Turismo del Parlamento Centroamericano (Parlacen) se reunió de manera virtual con Ilka Aguilar Valle, Secretaria de la Integración Turísticas Centroamericana.

La reunión sirvió para plasmar los protocolos sanitarios, y legislación para apoyo al sector turístico una vez los países de la región controlen el COVID-19 y se empiece a normalizar.

La presidenta de la comisión de Turismo, la diputada panameña Jackeline Muñoz, invitó a la Secretaria Ejecutiva del SITCA a participar en una reunión virtual de la Comisión de Turismo y solicitará la aprobación de una cortesía de sala a los miembros de la comisión.

En las reuniones se podrán intercambiar opiniones y planes que realizan diversas secretarías que integran el Sistema de la Integración Centroamericana (SICA).

En la reunión participaron los comisionados: Uarren O. Beitia y José N. Ramos.

Con la pandemia de coronavirus causando estragos en los mercados laborales de todo el mundo, las Naciones Unidas piden una respuesta global proporcionada a la magnitud de la crisis, mientras que los países implementan medidas de emergencia para estimular la economía y apoyar los medios de vida.

El COVID-19 ha alterado la vida de miles de millones de personas y ha puesto en peligro la economía mundial.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha anunciado una recesión global, y la Organización Internacional del Trabajo (OIT) pronostica que para el segundo trimestre de 2020 se habrán perdido a nivel mundial un número de horas de trabajo equivalentes a las de 195 millones de trabajadores a tiempo completo.

Y para finales de año, se habrán perdido salarios por valor de 3,4 billones de dólares. Los confinamientos, totales o parciales, afectan a casi 2700 millones de trabajadores, lo que representa alrededor del 81 por ciento de la población activa mundial.