Temas Especiales

24 de Jan de 2021

Economía

Trabajadores de Etesa, en pie de guerra por 'nombramiento político'

El nombramiento de la nueva directora de Auditoría Interna, Julissa Lezcano, desató las críticas de los trabajadores. Alegan que buscan privatizar la entidad

Los trabajadores de la estatal Empresa de Transmisión Eléctrica S.A. (Etesa) se declararon en alerta por el nombramiento de la nueva directora de Auditoría Interna, Julissa Lezcano, a quien acusan de ser la fuente de una campaña de desprestigio que busca revivir el proyecto de privatización de la entidad. Se conoció que Lezcano se encuentra de licencia en la Contraloría General de la República y actualmente ocupa el cargo de auditora en Etesa, como denuncian los trabajadores organizados de Etesa.

Julissa Lezcano, directora de Auditoría.Cedida

Jorge Alegría, secretario general del Sindicato de los Trabajadores de la Industria Eléctrica y Similares de la República de Panamá (Sitiespa), denunció que detrás del nombramiento de Lezcano también está un movimiento político de diputados que ha logrado infiltrarla en Etesa para retomar su privatización.

Alegría dijo que Lezcano guarda una relación con el diputado Leandro Ávila y la misma ha llegado al puesto por recomendación de la junta directiva de Etesa. “Desde que esta señora ha llegado, se ha dedicado a difamar a Etesa, sobre todo al departamento de hidrometeorología que en el pasado fue mal manejado, pero que en la actual administración ha sido reestructurado y tiene un buen funcionamiento”, manifestó Alegría.

El sindicalista dijo que los trabajadores de Etesa se encuentran en estado de alerta, porque están exigiendo la destitución de Lezcano de la dirección de Auditoría Interna.

“Tomaremos todas las medidas de presión para que el Ejecutivo reconsidere su decisión de nombrar a una persona con nexos políticos y que busca desprestigiar a una empresa que pertenece a todos los panameños, y que en esta gestión administrativa ha empezado a hacer bien las cosas”, denunció Alegría en representación de los trabajadores organizados de Etesa.

Aceptó que las administraciones pasadas de Iván Barría y Gilberto Ferrari fueron nefastas para Etesa, “pero con el nuevo gerente, Carlos Mosquera, ello se ha mejorado bastante y se ha restablecido una relación de cordialidad con los trabajadores, algo que queremos mantener. Pero con la llegada de Lezcano todo este trabajo peligra, por eso le hacemos un llamado al presidente Laurentino Cortizo para corrija este error y nos saque a esta persona que le hace mucho daño a la institución”, reiteró Alegría.

“Cómo es posible que se estén utilizando espacios dentro de esta empresa para favorecer a allegados y a personas especiales de políticos, poniendo en riesgo la estabilidad y la paz que existe en estos momentos en Etesa, misma que acaba de formar un convenio colectivo con nosotros”, explicó el sindicalista.