07 de Dic de 2021

Economía

Panamá pide ‘corresponsabilidad internacional en crisis migratoria’

Previo a una reunión con su homóloga de Colombia, la canciller panameña Erika Mouynes afirmó que 'Panamá está cumpliendo su parte', pero 'espera que la comunidad internacional genere también una corresponsabilidad'

Panamá y Colombia afinan estrategias para resolver la crisis migratoria
Desde hace varias semanas, unos 15,000 migrantes se encuentran varados en Necoclí, Colombia.Archivo / La Estrella de Panamá

En medio de la creciente ola de migrantes irregulares en la selvática zona fronteriza de Panamá con Colombia, la canciller panameña, Erika Mouynes, informó que este viernes, 6 de agosto, se reunirá en Darién con su homóloga colombiana, Marta Lucía Ramírez, como parte del seguimiento de la primera reunión y el acuerdo que firmaron en abril pasado, para tratar de regularizar el flujo migratorio.

En conferencia de prensa, Mouynes dijo que hay dos puntos muy importantes que están tratando de abordar en esta y otras reuniones sostenidas con las autoridades colombianas y costarricenses: el número de migrantes que llega a Panamá y el intercambio de información. "Es imprescindible tener estos dos elementos para poder tener este flujo ordenado".

"Panamá está cumpliendo su parte y lo que estamos buscando a través de estos ejercicios es que la comunidad internacional genere también una corresponsabilidad en este proceso migratorio", afirmó la canciller panameña, previo a la reunión programada.

Mouynes agregó que el segundo ejercicio tiene que ver con involucrar a todos los actores que tienen parte en este proceso. Es decir, "aquellos países a los que llegan o que son parte destino, realmente donde son receptores y los migrantes empiezan a seguir su curso hasta el último punto, porque como todos sabemos estos migrantes a donde quieren llegar es a Estados Unidos", explicó.

Destacó que para la próxima semana, el Gobierno de Panamá también convocó a una reunión regional con representantes de países de tránsito de migrantes para analizar soluciones al fenómeno que afecta a varias naciones y "generar corresponsabilidad de la comunidad internacional y evidenciar que Panamá está haciendo su parte".

Por ende, "necesitamos que todos los otros actores involucrados cumplan, se involucren en este proceso. Podemos involucrar muchos protocolos de manejo de los migrantes, de para mantener este flujo de una manera ordenada", sostuvo Mouynes.

La canciller panameña aseguró  que en el tema migratorio, Panamá tiene un enfoque humanitario en el trato de estas personas, y hay una serie de medidas que aplican en las que el país "es único en la región". Desde la atención, la alimentación, los datos biométricos y la atención en salud que se les da a los migrantes.

"Panamá está cumpliendo realmente (en el trato humanitario a los migrantes), y queremos visibilizarlo con las otras partes involucradas y tomar acciones en conjunto", subrayó.

Moynes señaló que también ha invitado a Estados Unidos a ser parte de la mesa de la reunión ministerial convocada para el 11 de agosto de  la próxima semana; y que dentro de la política exterior, ellos se han enfocado mucho en la "migración del triángulo norte" y Panamá está tratando también de atraer un poco la atención en este aspecto.

"La nacionalidad número uno que cruza la frontera Sur de Estados Unidos es la de  haitianos. Ellos han respondido positivamente y nos han dicho que van a ser parte de la reunión ministerial de la próxima semana e ir involucrándose en este tema", apuntó.

Respecto al acercamiento con otros países de Centroamérica para tratar el tema migratorio que se da en las fronteras entre Panamá y Colombia, dijo que ha sido "positivo". "A final yo creo que uno puede dividir este tipo de migración en los países que somos pasos de estos migrantes y los que realmente son receptores como punto inicial y punto final", dijo.

Mencionó que Costa Rica y México, por ejemplo, está muy interesado en ser parte de esto, y de hecho este último ha mostrado interés en participar en la próxima reunión ministerial. Y es que "al final este fenómeno migratorio, su descontrol, y su proceso no regulado afecta a todos los países por los cuales va pasando y es de interés de todos. Y una respuesta conjunta, puede ser claramente la diferencia", apuntó Mouynes.

Por su parte, el ministro de seguridad Juan Manuel Pino, dijo que hasta la fecha de hoy (5 de agosto de 2021) por Panamá han transitado 49 mil migrantes, la mayoría de nacionalidad haitiana y cubana.

"Quiero recalcar que Panamá ha jugado su rol, su compromiso en este fenómeno migratorio que venimos manejando desde el año pasado muy responsablemente. Le pedimos a ustedes la paciencia y esa confianza que siempre les he pedido como ministro de Seguridad de la forma que hemos tratado estos problemas", expresó Pino.

También se refirió a la reunión de la próxima semana, señalando que el encuentro permitirá terminar de alinear el triángulo sur, entre Costa Rica, Panamá y Colombia. "Somos países de paso y tenemos que ponernos de acuerdo para llegar a un flujo controlado.... Es importante lograr esos acuerdos para que ellos (migrantes) sigan su tránsito hacia Norteamérica que es su destino", manifestó Pino.

Por su lado, la directora de Migración, Samira Gozaine, recordó que Panamá y Colombia mantienen un acuerdo que permite al vecino país compartir información con relación a las personas que vienen a las frontera entre ambos países, pero, "no" se estaba cumpliendo.

"Lamentablemente esa información no la estaban recibiendo de manera oportuna. Otra situación que se presentó era que nos pasaran un número específico de personas. Esa es la clave para poder manejar la situación de la mejor manera”, afirmó Gozaine.

Adelantó que ya conversaron con el director de Migración de Colombia y se espera que hoy se llegue a un acuerdo que permita un mejor manejo de la situación, que es humanitaria, pero a la vez de seguridad.

"Nos mantenemos en conversación tanto con Colombia como con Costa Rica de manera permanente hasta manejar esta crisis, que no tiene forma de acabar pronto por la crisis humanitaria que vive el mundo con relación a la covid-19, pero que depende del mejor manejo de todas las autoridades. Y este equipo de Panamá está haciendo lo mejor posible para que esta situación esté controlada, y sea un flujo seguro, en la protección de ellos y de toda la región", puntualizó Gozaine.

En las últimas semanas, una 15,000 migrantes se encuentran varados en  Necoclí, Colombia,  según cifras de la Defensoría del Pueblo de Colombia.