Temas Especiales

27 de Ene de 2022

Economía

La actividad económica en Brasil se desacelera y tiene el peor nivel en más de un año

En la comparación con el mismo mes del año pasado, la actividad económica brasileña se redujo un 1,48 % en octubre

La actividad económica en Brasil se desacelera y tiene el peor nivel en más de un año
En la imagen un registro de archivo de un operario de una fábrica en Sao Paulo (Brasil).EFE

La actividad económica en Brasil se retrajo un 0,40 % en octubre frente a septiembre, el peor resultado mensual en más de un año y que apunta a una posible desaceleración de la economía en el cuarto y último trimestre de 2021, informó este miércoles el Banco Central.

El resultado del Índice de Actividad Económica (IBC-Br), considerado como una medición previa del Producto Interno Bruto (PIB), vino en línea con las expectativas del mercado y fue impactado por la caída en el mes en sectores como servicios, comercio o industria.

Asimismo, en la comparación con el mismo mes del año pasado, la actividad económica brasileña se redujo un 1,48 % en octubre, lo que refuerza las proyecciones de los analistas que prevén una alicaída actividad para los últimos meses del año.

Con la bajada de octubre, el IBC-Br se situó en 136,87 puntos, su menor nivel desde septiembre de 2020, cuando la mayor economía de Latinoamérica apenas empezaba a retomar sus actividades tras las largas cuarentenas impuestas para frenar el coronavirus en el país.

Pese al resultado mensual, en lo que va de año el indicador acumula una subida de un 4,99 % frente a los diez primeros meses de 2020, mientras en los últimos doce meses registra un avance del 4,19 %.

La desaceleración de la actividad económica coincide con el momento de recesión técnica que se encuentra Brasil, después de que su PIB retrocediera un 0,1 % en el tercer trimestre del año.

Además, el escenario que se perfila para finales de 2021 llega en momentos en que el Banco Central endurece su política monetaria a fin de controlar el alza en los precios, lo que llevó a que el emisor elevara hasta un 9,25 % anual la tasa basa de interés en un intento de frena una inflación que ya supera el 10,7 % interanual.