08 de Ago de 2022

Economía

Destinarán $150 millones a Panamá, Costa Rica, Colombia y Ecuador para fortalecer el Corredor Marino

Los recursos de asistencia técnica y financiera para estos países fueron ofrecidos por unas trece organizaciones internacionales, públicas y privadas dedicas y comprometidas con la protección de los mares y el ambiente

Un total de $150 millones  serán destinados a Panamá, Colombia, Costa Rica y Ecuador para fortalecer el  Corredor Marino del Pacífico Este Tropical (CMAR), informó el Ministerio de Ambiente (MiAmbiente).

Los recursos económicos de asistencia técnica y financiera para estos países fueron ofrecidos por unas trece organizaciones internacionales, públicas y privadas dedicas y comprometidas con la protección de los mares y el ambiente.

Durante la Cumbre de los Océanos en Lisboa se analizó los avances del fortalecimiento del Corredor Marino del Pacífico Este Tropical (CMAR).
El fortalecimiento del Corredor Marino del Pacífico Este Tropical (CMAR) se analizó durante la Cumbre de los Océanos en Lisboa, Portugal.Cedida

Las organizaciones son:  Bezos Earth Fund, Blue Nature Alianza, Banco de Desarrollo de América Latina, Tierra Duradera, Ministerio Alemán de Economía Desarrollo y Cooperación a través de KfW, Fundación Gordon y Betty Moore, Fundación Islas Secas, Fundación Minderoo, Pew Bertarelli Ocean Legacy, Shark Conservation Fund, Gobierno del Reino Unido, el Departamento de Estado de EE. UU. y la Fundación Wyss.

El anuncio fue hecho en la Lisboa (Portugal) donde se realiza la Conferencia de los Océanos de Naciones Unidas para la implementación del Objetivo de Desarrollo Sostenible No 14: Vida Submarina.

En la conferencia, que  congrega a 7 mil personas y cerca de 40 representantes de gobiernos y representante de organismos de financiación internacional, participa el ministro de Ambiente, Milciades Concepción,  y el director Nacional de Costas y Mares, José Julio Casas.

La coalición de apoyo que ha sido nombrada “Conectar para Proteger el Pacífico Tropical Oriental” buscará trabajar junto con líderes electos, comunidades, grupos indígenas, funcionarios gubernamentales y científicos para fortalecer la gobernanza cooperativa, el diseño e implementar áreas marinas protegidas y una reserva de biosfera y asegurar financiamiento sostenible a largo plazo.

El Fondo Verde para el Clima, por su parte, brindará apoyo financiero y la Coalición invita a otros gobiernos, agencias multilaterales, organizaciones de la sociedad civil y socios a unirse a nosotros en este esfuerzo, dijo MiAmbiente.

Mencionó que, por ejemplo, el Reino Unido ya se ha comprometido con asistencia técnica a través del Blue Planet Fund para identificar acciones y reforzar el monitoreo, gestión y el cumplimiento de sus áreas marinas protegidas.

En noviembre de 2021, los presidentes de Colombia, Costa Rica, Ecuador y Panamá firmaron un memorando de entendimiento para crear la reserva de biósfera transfronteriza que conectará y protegerá los ambientes marinos de las Islas Cocos, Coiba, Galápagos, Gorgona y Malpelo

"Comprenden un ecosistema vasto, único, insustituible e interconectado que juega un papel clave para poblaciones de una amplia variedad de tiburones, ballenas y tortugas marinas, y sustenta miles de millones de dólares al año en las comunidades locales", según MiAmbiente.

Sin embargo, agregó, estas aguas prósperas, y las comunidades que dependen de ellas, enfrentan amenazas crecientes por lo que estos gobiernos han avanzado en la protección de esta área que cubre unos 324.000 kilómetros cuadrados (125.000 millas cuadradas) de océano.

La reserva ayudará a salvaguardar el Corredor Marino Tropical Oriental (CMAR), que fue formalmente establecido por los cuatro países hace casi 20 años como parte de una declaración conjunta que creó un mecanismo regional de cooperación intergubernamental para la conservación y el uso sostenible de los recursos marinos biodiversidad en las aguas de los países miembros.

El acuerdo ha fomentado con éxito comunicación y colaboración sobre amenazas regionales comunes como la sobrepesca.

Por ejemplo, dijo, en 2020, en respuesta a la presencia de una gran flota industrial de bandera extranjera que operaba cerca de la Galápagos, los cuatro países emitieron una declaración conjunta planteando preocupaciones sobre las amenazas a la biodiversidad y se hizo un llamado a la comunidad internacional para fortalecer el seguimiento y control de las actividades pesqueras.

Recientemente, los países firmaron un acuerdo con los Estados Unidos para trabajar juntos para abordar desafíos, incluida la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada, la financiación de la conservación marina y la protección de la biodiversidad marina.