12 de Ago de 2022

Economía

Encuesta advierte de una 'gran renuncia laboral' el próximo año en la región en demanda de un mejor salario

La encuesta se aplicó a más de 155 trabajadores en Panamá, Costa Rica, Honduras, Nicaragua, El Salvador, Guatemala y República Dominicana

Panamá
En Panamá la tasa de desempleo total está en 9.9%.Aris Martínez | La Estrella de Panamá

Según la Encuesta regional de esperanzas y miedos de la fuerza laboral 2022 de PwC Interaméricas, uno de cada tres trabajadores de Centroamérica y República Domincana dice que es probable que cambie de empleador en los próximos 12 meses en busca de un mejor salario y un trabajo satisfactorio.

"La 'gran renuncia' continuará a buen ritmo en el próximo año a medida que la presión por mejor paga siga acumulándose", arroja la encuesta aplicada a más de 155 trabajadores en Panamá, Costa Rica, Honduras, Nicaragua, El Salvador, Guatemala y República Dominicana, y  difundida en su página web https://www.pwc.com/ia/es/prensa/Nuestra-encuesta-de-mas-de-150-trabajadores-nos-indica-que-la-Gran-Renuncia-continuara.html

De acuerdo con el sondeo, el 37%  de los trabajadores encuestados planea pedir más dinero a su empleador en los próximos 12 meses. Precisa que si bien un aumento de salario es uno de los principales motivadores para hacer un cambio de trabajo (95%), querer un trabajo satisfactorio (95%) y querer ser verdaderamente ellos mismos en el trabajo (94%) también forman parte de los tres factores principales que buscan los trabajadores en su ambiente laboral. 

Un punto importante  que señala el análisis es que más de la mitad de los encuestados (74%) priorizó poder elegir desde dónde trabajar; un 45% dijo que prefiere una combinación de trabajo en persona y remoto; un 17% de los empleados preferiría el trabajo remoto a tiempo completo, pero solo el 7% dice que es probable que sus empleadores adopten este modelo. Otro 41% dice que es probable que sus empleadores requieran trabajo en persona a tiempo completo, lo que solo prefiere el 12% de los empleados.

Los trabajadores no solo buscan un salario decente, quieren más control sobre cómo trabajan y quieren obtener un mayor significado de lo que hacen; por lo que "los líderes tienen que adaptarse para construir los equipos necesarios para enfrentar con éxito los desafíos y oportunidades de hoy y los que están por venir", señala la encuestadora.

La encuesta pinta una imagen de una fuerza laboral polarizada en varias dimensiones. Uno de los impulsores más importantes de la polarización son las habilidades, con grandes diferencias entre los trabajadores que tienen habilidades muy valoradas y los que no las tienen. 

Los datos muestran que aquellos trabajadores con habilidades en demanda (45% de la muestra sienten que tienen habilidades que escasean en su país) tienen más probabilidades de sentirse satisfechos con su trabajo (+74 puntos porcentuales), sentirse escuchados por sus gerentes (+71 puntos porcentuales) y piensan en cambiar a un nuevo empleador (+41 puntos porcentuales).

Temas sociales y políticos, asunto de discusión cotidiano en los entornos laborales

La encuesta encontró que el 93% de los trabajadores discuten temas sociales y políticos con colegas con frecuencia o en ocasiones; y el 80% de los que hablan sobre temas sociales y políticos en el trabajo reportaron al menos una consecuencia positiva de eso. En esa coyuntura, "el trabajo de los empleadores es crear un contexto que asegure los beneficios de una conversación abierta y minimice los impactos negativos", sin embargo, solo el 14% de los empleados dice que su empresa brinda apoyo para ayudarlos a trabajar de manera efectiva con personas que comparten diferentes puntos de vista.

La encuesta mostró que los trabajadores tienen un interés particular en el impacto de su empleador en la sociedad, específicamente en el bienestar de los colaboradores y el impacto en el ambiente natural. Casi la totalidad de los trabajadores (96%) le otorgan importancia a la protección y el bienestar de los colaboradores, también les importa el impacto de la organización en el ambiente natural (85%), y, en tercer lugar, les interesa la diversidad y la inclusión en el lugar de trabajo (81%).

En un resumen del sondeo, el socio líder de Capital Humano e Inclusión y Diversidad de PwC Interaméricas, Luis Garrido, dijo que: “los trabajadores con antecedentes culturales diversos aportan experiencias y percepciones únicas a la mesa. Poner en común esta riqueza de conocimientos y habilidades puede beneficiar a las empresas al permitir que la organización se adapte más rápido a las condiciones cambiantes del mercado".

Sin embargo, "aprovechar al máximo los beneficios de la diversidad en el lugar de trabajo no está exento de desafíos. La comunicación efectiva puede ser un desafío entre empleados de diversas culturas, lo que puede afectar directamente la productividad y la cohesión de los grupos pequeños. Por esta razón, el rol de los empleadores no es decirles a los trabajadores qué pensar, sino darles una voz, elección y entorno seguro para compartir sentimientos, escuchar y aprender basados en el respeto y la tolerancia”", puntualizó Garrido.