30 de Sep de 2022

Economía

Países Bajos augura caída de su crecimiento económico y poder adquisitivo

El poder adquisitivo caerá un 6,8 % este año y la pobreza infantil podría llegar al 9,5%, según las previsiones publicadas por la Oficina Central de Planificación

Países Bajos augura caída de su crecimiento económico y poder adquisitivo
El gobierno de Mark Rutte está presionado para tomar medidas que alivien la inflación en vísperas de la publicación del presupuesto del estado.Archivo | EFE

A pesar de la fuerte recuperación de estos últimos meses, el crecimiento económico en Países Bajos se ralentizará el próximo año, el poder adquisitivo caerá un 6,8 % este año y la pobreza infantil podría llegar al 9,5%, según las previsiones publicadas este viernes por la Oficina Central de Planificación (CPB).

Los datos de esta agencia de planificación macroeconómica del gobierno muestran que “los hogares están notando las consecuencias de la alta inflación y eso tiene repercusiones en la economía", señaló el director de CPB, Pieter Hasekamp, que alertó de que crece la cifra de personas que apenas llegan a fin de mes y corren el riesgo de no poder pagar la energía.

Para este año, la CPB sigue contando con una alta tasa de crecimiento del 4,6 %, principalmente debido al fuerte aumento registrado en el segundo trimestre: el PIB ha aumentado un 2,6 % desde el primer trimestre de 2022, a pesar de la crisis energética, la desconfianza de los consumidores y la histórica inflación, que era del 8,6 % en junio.

Pero el próximo año la economía probablemente sólo crecerá un 1,1%, y se estima que, si la crisis energética causada por la guerra en Ucrania no se agudiza aún más, la inflación alcanzará el 9,9 % este año, para caer el próximo al 4,3 %, lo que sigue siendo un dato relativamente alto.

“...los hogares están notando las consecuencias de la alta inflación y eso tiene repercusiones en la economía”, PIETER HASEKAMP DIRECTOR DE CBP

Los datos también alertan de que un 7,6 % de la población neerlandesa podría vivir por debajo del umbral de la pobreza el próximo año, frente al 5,7 % de 2021 y el 6,7 % de este año, lo que podría alcanzar al 9,5% en el caso de los niños.

“Nunca antes había visto datos como estos. Esto es dramático (…) Especialmente para las personas que ya lo tienen difícil y pronto no podrán pagar sus facturas de energía”, añadió Hasekamp a la televisión pública NOS.

Estas estimaciones que publica la CPB en agosto son muy esperadas por el círculo político de Países Bajos, la quinta economía de la eurozona, puesto que el próximo mes se publica el presupuesto general del estado y el gobierno de Mark Rutte se encuentra presionado para tomar medidas que alivien el efecto de la alta inflación en los hogares.

Las finanzas del gobierno, en cambio, están en mejor posición, puesto que se beneficia de la recuperación económica posterior al fin de las restricciones de la pandemia, y, entre otras cosas, el Estado tampoco podrá llevar a cabo todas las inversiones previstas debido a la presión sobre el mercado laboral por falta de mano de obra, por lo que el gasto público será inferior a lo presupuestado.