Doble impacto generará ajustes en la tarifa eléctrica

Actualizado
  • 15/07/2014 02:00
Creado
  • 15/07/2014 02:00
Algunos sectores tendrán que pagar más, por el retiro del subsidio y por el aumento de la electricidad

La reducción de los subsidios más el aumento de la tarifa eléctrica es la tormenta perfecta para desacelerar aún más la economía panameña, aseguró Raúl Moreria, presidente del Colegio Nacional de Economistas.

Moreira explicó que los clientes del servicio eléctrico tendrán que pagar la reducción del subsidio más el aumento en la tarifa. Será ‘un duro golpe’ a las empresas que durante los últimos años han gozado de un subsidio de 25% en su consumo de energía.

Adolfo Quintero, economista y expresidente del Colegio Nacional de Economistas, explicó que esto provocará un aumento en el costo de las operaciones de las empresas.

Al mismo tiempo, ‘le reducirá capacidad de consumo’ a la población, que tendrá que priorizar sus gastos para afrontar los incrementos en los servicios de la luz, explicó Moreira, que no está de acuerdo con que los consumidores tengan que pagar las consecuencias de la falta de inversión en el sector eléctrico.

El gobierno busca alternativas para evitar un impacto fuerte en la economía del país.

Un vocero oficial del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) explicó que la alternativa que se plantea es un aumento escalonado de la tarifa eléctrica, aunque no precisó los montos exactos por grupos económicos.

Los subsidios serán destinados a los sectores más populares del país, aquellos que registran menores niveles de consumo. La fórmula planteada por una comisión interinstitucional para evaluar el ajuste tarifario evitará el aumento de la luz y el retiro de los subsidios a las personas menos beneficiadas, explicó el vocero oficial.

La alternativa será presentada oficialmente al país este miércoles.

El MEF ha señalado que los subsidios deben estar destinados a las personas que más los necesiten, lo que indica que quienes pueden pagar el costo del servicio deben asumirlo como corresponde.

Durante muchos años, el gobierno controló el aumento de la luz a través de los subsidios a las distribuidoras; sin embargo, este año este apoyo representaba $500 millones, una suma ‘insostenible’ para las finanzas públicas, explicó el titular del MEF, Dulcidio De La Guardia.

El problema se agrava porque la administración anterior solo presupuestó $165 millones para este apoyo social.

Lo Nuevo
comments powered by Disqus