21 de Feb de 2020

Internacional

Obama y Rousseff se comprometen a profundizar lazos y discuten reforma ONU

Los presidentes de Estados Unidos y Brasil, Barack Obama y Dilma Rousseff, se comprometieron el sábado a profundizar las relaciones ent...

Los presidentes de Estados Unidos y Brasil, Barack Obama y Dilma Rousseff, se comprometieron el sábado a profundizar las relaciones entre sus dos países y la anfitriona pidió la ampliación del Consejo de Seguridad de la ONU, que su país aspira a integrar.

Obama y Rousseff dieron una declaración a la prensa tras su encuentro en el palacio presidencial, en la que el norteamericano advirtió al régimen de Muamar Gadafi que la coalición encabezada por la OTAN "está lista para actuar (en Libia) con urgencia" si no cesa las operaciones militares contra los rebeldes.

Las declaraciones de Obama se produjeron en momentos en que aviones franceses efectuaron disparos para detener la ofensiva contra los rebeldes en Bengasi, al este de Libia.

Obama destacó que Brasil como miembro del Consejo de Derechos Humanos de la ONU "se unió a Estados Unidos en la condena a los abusos de los derechos humanos en Libia".

Sin embargo, Brasil, que es miembro temporario del Consejo de Seguridad de la ONU y actualmente preside sus sesiones, se abstuvo el jueves en la votación de la resolución impulsada por Washington, Paris y Londres, que autorizó el uso de la fuerza en Libia.

Rousseff aprovechó la visita de Obama a su país para reiterar la principal reivindicación brasileña en el plano internacional: integrar un Consejo de Seguridad de Naciones Unidas ampliado.

"Defendemos una reforma fundamental en el diseño de la gobernanza global, y la ampliación del Consejo de Seguridad de la ONU", con la "seguridad de que un mundo multilateral producirá beneficios a la paz de los pueblos", le dijo Rousseff a Obama, que evitó expresar un apoyo explícito a Brasil, como lo hizo con India.

Obama se limitó a indicar que "Estados Unidos seguirá trabajando con Brasil y otras naciones en reformas que hagan del Consejo de Seguridad (un organismo) más efectivo, más eficiente, y más representativo".

La presidenta brasileña expresó su "preocupación" con la "lentitud de las reformas en instituciones multilaterales que aún reflejan un mundo antiguo"."Fue preciso una gravísima crisis económica para remover el conservadurismo que norteaba la reforma de las instituciones financieras. En el caso de la reforma de la ONU, tenemos la oportunidad de anticiparnos", dijo.

El mandatario saludó "el extraordinario ascenso de Brasil" que "ha llamado la atención del mundo".Recordó que Brasil es "una de las economías de más rápido crecimiento en el mundo" y que ha "sacado a decenas de millones de la pobreza".Reiteró su voluntad de profundizar los lazos bilaterales "en base en el interés mutuo y el respeto".

Rousseff, que también se declaró a favor de un fortalecimiento de las relaciones bilaterales, reclamó a Obama sobre la depreciación del dólar y otras medidas proteccionistas que afectan en particular a las exportaciones brasileñas hacia Estados Unidos de alcohol, jugo de naranja y acero.

Obama llegó a Brasil para una visita de dos días, primera etapa de una gira que lo llevará también a Chile y El Salvador. Se trata de la primera gira latinoamericana de Obama desde que se reunió por primera vez con los presidentes de la región hace dos años en Trinidad y Tobago, durante la Cumbre de las Américas.

Allí prometió una nueva relación con la región, después de que hubiera quedado relegada durante el gobierno de su predecesor, George W. Bush.