28 de Oct de 2021

Internacional

Mueren 22 personas al caer avión en el sur de Argentina

BUENOS AIRES - Las 22 personas que viajaban en un avión de la línea aérea Sol murieron la noche del miércoles en Argentina al precipitar...

BUENOS AIRES - Las 22 personas que viajaban en un avión de la línea aérea Sol murieron la noche del miércoles en Argentina al precipitarse la aeronave a tierra sobre un paraje aislado de la provincia de Río Negro (sur), confirmaron la madrugada del jueves autoridades sanitarias y políticas.

El avión, un Saab 340 bimotor de la línea aérea Sol que cumplía el vuelo 5428, cayó poco antes de las 22.00 (01.00 GMT del jueves) en cercanías del paraje Prahuaniyeu, a unos 250 kilómetros de la ciudad de General Roca, capital de Río Negro, a unos 1.441 kilómetros al sur de Buenos Aires, señalaron fuentes de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) a esta agencia.

La aeronave había partido a las 15.59 del miércoles (1859 GMT) desde la ciudad de Córdoba, en el centro del país, con destino a la ciudad de Comodoro Rivadavia, en la provincia de Chubut, sobre la costa atlántica, con escalas en las ciudades de Mendoza y Neuquén.

"No hay sobrevivientes, lamentablemente de este accidente no hay sobrevivientes", señaló al canal de noticias local TN, Ismael Alí, director del hospital de Los Menucos, poblado ubicado a 35 kilómetros del paraje donde cayó el avión de la compañía de capitales argentinos.

Alí dijo que llegó junto a autoridades locales y policiales al lugar del accidente, donde se constató que los 19 pasajeros, entre ellos un menor de edad, dos pilotos y una azafata, fueron hallados sin vida y que los restos del avión estaban carbonizados y esparcidos en una vasta zona.

"La situación es terrible, de mucho dolor. Es un verdadero desastre", agregó a la prensa local la alcaldesa de Los Menucos, Mabel Yahuar, desde el lugar del accidente.

En su última comunicación, fechada a las 20.38 (23.38 GMT), el piloto del avión matrícula LV-CEJ habría pedido autorización para descender ante un "engelamiento" de la nave, fenómeno con el que se designa el congelamiento de las gotas de agua que impactan sobre la estructura de un avión, dijo la agencia local de noticias DyN sobre la base de fuentes aeronáuticas.

Desde la ANAC remarcaron en diálogo con Xinhua que la aeronave "entró en emergencia y se activó el sistema de búsqueda y rescate" cuando se perdió el contacto con los pilotos.

Por su parte, Horacio Darré, director de Planeamiento de la compañía, dijo que "a las 20.50 (23.50 GMT) se perdió todo contacto con la aeronave". "El avión se despachó desde Neuquén con buenas condiciones climáticas", señaló en declaraciones a la prensa local desde el Aeroparque Jorge Newbery, en la ciudad de Buenos Aires.

El directivo indicó que los tres tripulantes pertenecían a la base operativa que la empresa tiene en la ciudad de Rosario, unos 300 kilómetros al norte de Buenos Aires, y que luego de informar a los familiares se dará a conocer, durante el jueves, la lista oficial de fallecidos.

No obstante confirmarse el fallecimiento de todos los ocupantes del avión, la provincia de Río Negro montó un operativo de búsqueda y rescate del que participaba toda la fuerza policial del área y ciudades vecinas, además de bomberos de Los Menucos, Sierra Colorada y General Rocal.

"La situación es muy difícil y lamentable. El avión se prendió fuego. Tendremos que ver ahora cómo contener a los familiares y ayudar en lo que se pueda", señaló la alcaldesa Yahuar.

La funcionaria comentó al canal TN de noticias que "una persona vio una luz y fuego, cinco explosiones y más fuego y humo. Junto a otro vecino dieron aviso a la policía de Los Menucos y a partir de allí comenzó el operativo para dar con el avión".

El siniestro de este miércoles es el tercero más grave de los últimos 15 años con aviones de empresas de capitales argentinos.

El 10 de octubre de 1997, un avión DC9 de la compañía Austral cayó cerca de la ciudad uruguaya de Fray Bentos, con un saldo de 74 víctimas.

Casi dos años después, el 31 de agosto de 1999, el vuelo 3412 de la aerolínea LAPA se estrelló cuando despegaba del Aeroparque Jorge Newbery con destino a la ciudad de Córdoba.

El avión, un Boeing 737, comenzó su carreteo, no pudo levantar vuelo y atravesó una avenida cercana al aeropuerto. Tras incendiarse, murieron 64 pasajeros y un automovilista que pasaba por el lugar y fue embestido por el avión.

En tanto, el 18 de mayo de 2001 cinco militares murieron al precipitarse a tierra el avión Fokker F-27 de la Fuerza Aérea Argentina en el que volaban con destino a un predio militar en la ciudad de Paraná, provincia de Entre Ríos.