24 de Feb de 2020

Internacional

España: ETA anuncia el fin definitivo de más de 40 años de violencia

La organización armada independentista vasca ETA anunció el jueves "el cese definitivo" de la violencia, un hito histórico tras más de 4...

La organización armada independentista vasca ETA anunció el jueves "el cese definitivo" de la violencia, un hito histórico tras más de 40 años de atentados por la independencia del País Vasco, que fue calificado de "victoria de la democracia" por el Gobierno español.

Tres militantes de la organización con capuchas blancas y boinas negras hicieron el anuncio sentados en una mesa tras la que se veía el emblema de ETA, el hacha rodeada por una serpiente, en un vídeo difundido en la web del diario vasco Gara."

ETA ha decidido el cese definitivo de su actividad armada", afirmaron.

"ETA hace un llamamiento a los gobiernos de España y Francia para abrir un proceso de diálogo directo que tenga por objetivo la resolución de las consecuencias del conflicto y, así, la superación de la confrontación armada", agregaron.

Apenas una hora después, el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, se congratuló por esta "victoria de la democracia, de la ley y de la razón".

"Hoy el Estado de derecho ha triunfado como único modelo posible de convivencia", afirmó Zapatero.

El líder del opositor Partido Popular (PP, derecha), Mariano Rajoy, gran favorito para presidir el Gobierno tras las elecciones del 20 de noviembre, fue más lejos y pidió a ETA que haga efectiva su disolución.

"Consideramos que éste es un paso muy importante pero la tranquilidad de los españoles sólo será completa cuando se produzca la disolución irreversible de ETA y su completo desmantelamiento", afirmó.

La ex Batasuna -partido ilegalizado en España en 2003 por ser el brazo político de ETA- había anunciado el martes que apoyaba un anuncio de este tipo.

La izquierda independentista vasca volverá a comparecer el viernes para hacer ahora su valoración del fin de la violencia.

Considerada organización terrorista por la Unión Europea y por Estados Unidos, ETA es responsable de 829 muertos en más de 40 años de atentados por la independencia del País Vasco.

Familiares de víctimas de atentados expresaron este jueves su decepción tras el anuncio del cese definitivo de la lucha armada por la banda independentista vasca ETA, y exigieron su "disolución".

A nivel internacional, el Gobierno de Estados Unidos reaccionó con gran cautela prestándose a "trabajar estrechamente" con el Gobierno español.

"Espero sinceramente que este día permanezca en la memoria como el final de una larga y trágica historia de muerte, extorsión y miedo en España", afirmó por su parte el presidente del Parlamento Europeo, Jerzy Buzek.

El anuncio de ETA tiene lugar tres días después de que una Conferencia Internacional de Paz organizada el lunes en San Sebastián (País Vasco, norte), con la presencia de varias personalidades, instase a ETA a renunciar definitivamente a las armas.

Encabezada por el ex secretario general de la ONU Kofi Annan y por varios actores del proceso de paz en Irlanda del Norte, entre ellos el líder del Sinn Fein, Gerry Adams, la Conferencia pidió asimismo a ETA que solicitase negociar con los gobiernos de Madrid y París.

La organización se ciñe así a las recomendaciones de aquel encuentro, que fuentes próximas a su organización habían calificado como "escenificación para permitir a ETA que haga su anuncio".

"Acojo con agrado los términos decisivos y positivos de la respuesta de ETA a la 'Declaración' del lunes en San Sebastián", afirmó Adams."Urjo a los gobiernos de España y Francia a saludarla y a aceptar negociaciones exclusivamente para tratar sobre las consecuencias del conflicto", agregó.

El ex primer ministro británico Tony Blair, que expresó su apoyo a la declaración de San Sebastián, consideró un "muy gran momento" el cese definitivo de la actividad armada anunciado por ETA.

En declaraciones a la BBC, Blair advirtió que "quedan muchos temas por solventar", pero estimó que "apartar la violencia de la ecuación" era el paso más importante.

Muy debilitada por los duros golpes policiales de los últimos años, ETA lleva desde agosto de 2009 sin cometer atentados en territorio español.

El 10 de enero había anunciado un alto el fuego permanente, general y verificable por la comunidad internacional.

Ese anuncio no había impresionado al Gobierno socialista de Rodríguez Zapatero, escarmentado por el atentado perpetrado por ETA durante la precedente tregua, que mató a dos ecuatorianos en el aeropuerto de Madrid el 30 de diciembre de 2006.

El Gobierno respondió entonces que la única decisión válida era el anuncio por la organización del abandono definitivo de las armas y advirtió que no cambiaría un ápice de su política "antiterrorista" mientras eso no ocurriera.

ETA nunca ha mencionado hasta ahora, y tampoco lo hizo en el comunicado del jueves, una posible entrega de armas o su disolución.

No obstante, en las últimas semanas había multiplicado los gestos que hacían pensar que el fin de la violencia estaba cerca.

Hace tres semanas, se había comprometido a cooperar con una comisión internacional de verificación de su alto el fuego, al tiempo que Ekin -organización radical ilegal considerada como la estructura política de ETA- anunciaba su disolución.

Una semana antes, más de 700 presos de la organización armada habían suscrito un acuerdo pidiendo el fin definitivo de la lucha armada, al término de casi un año de debate en las prisiones de España y Francia.