25 de Feb de 2020

Internacional

El partido islamista Ennahda quiere dirigir el futuro gobierno en Túnez

El partido islamista Ennahda, dado como ganador de las elecciones del domingo en Túnez, quiere formar el futuro gobierno y presenta para...

El partido islamista Ennahda, dado como ganador de las elecciones del domingo en Túnez, quiere formar el futuro gobierno y presenta para el puesto de primer ministro a su número dos, Hamadi Jebali.

El jefe de Ennahda, Rached Ghanouchi, consideró este miércoles, en declaraciones a la radio Express FM, que es "natural" que su partido, que según resultados provisorios habría ganado las elecciones del 23 de octubre, dirija el próximo gobierno.

"Es natural que el partido que obtuvo la mayoría dirija el gobierno", declaró a una radio.

"El gobierno debe formarse lo antes posible, en un plazo que no supere un mes", agregó Ghanouchi. Aún se está a la espera de los resultados definitivos de las elecciones.

"En el marco de nuestras negociaciones con los partidos concernidos, Ennahda ha informado a sus socios de su intención de presentar la candidatura de Hamadi Jebali al cargo de primer ministro", declaró Nurredin Bhiri, miembro de la dirección de Ennahda.

Jebali, de 62 años y oriundo de Sousse (centro-este), es uno de los cofundadores de Ennahda. Es ingeniero de profesión, ex periodista e interlocutor privilegiado de las cancillerías occidentales.

Opositor de larga data al gobierno de Ben Alí, estuvo preso durante 16 años, diez de ellos en aislamiento.

Representa el rostro moderado del partido islamista.

Ghanouchi insistió, en sus declaraciones a Express FM, en resaltar la identidad árabe de Túnez, "un asunto nacional que concierne a todo el mundo, y no a un solo partido", según él.

"Nuestra lengua es el árabe, pero se ha vuelto franco-árabe, es una contaminación lingüística", deploró.

El habla dialectal tunecina mezcla el francés y el árabe.El francés es un idioma muy utilizado aún desde la independencia en 1956 del antiguo protectorado.

"Es necesario un diálogo nacional sobre la educación", añadió Ghanouchi, cuyo partido ha hecho comprender que deseaba dirigir ese ministerio en el futuro gobierno.

El martes, los primeros resultados parciales de las elecciones confirmaban la ventaja de Ennahda, que comenzó las negociaciones para formar un ejecutivo tras la instalación de la futura Asamblea Constituyente, nueve meses después de la caída de Ben Alí.

Un conteo realizado por la AFP sobre los resultados provisorios divulgados hasta el miércoles indican que Ennahda obtuvo 44 de 111 escaños en 15 distritos electorales escrutados hasta ahora, para la nueva asamblea de 217 miembros que deberá redactar una nueva Constitución.

Estos resultados provisorios sitúan en el segundo lugar al izquierdista Congreso por la República (CPR) y a Petición por Justicia y Desarrollo, un grupo conducido por el millonario Hachmi Haamdi, basado en Londres y con fuertes lazos con el régimen de Ben Alí.

En el tercer escalón aparecen igualados el también izquierdista Partido Progresista Democrático y el partido Ettakatol, cuyo líder, Mustafá Ben Jafar, anunció estar dispuesto a "asumir la máxima responsabilidad" en un nuevo gobierno interino.

La Asamblea Constituyente deberá designar en las próximas semanas a un presidente de la República interino, que formará un nuevo ejecutivo de transición hasta las próximas elecciones generales.

En Túnez, el anuncio de los primeros resultados generó manifestaciones de alegría el miércoles.

Ante la sede del partido islamista, los militantes y simpatizantes se abrazaban y afirmaban sentirse "orgullosos".