Temas Especiales

29 de Jun de 2022

Internacional

Nuevos enfrentamientos entre manifestantes y policías en Egipto

Tres personas murieron este viernes en Egipto en nuevos enfrentamientos entre la policía y los manifestantes que reclaman la partida del...

Tres personas murieron este viernes en Egipto en nuevos enfrentamientos entre la policía y los manifestantes que reclaman la partida del poder militar, en una nueva escalada de violencia tras el drama que dejó al término de un partido de fútbol el miércoles en Puerto Said (noreste) 74 personas muertas.

El drama del miércoles en Puerto Said, cuando se enfrentaron las hinchadas de Al Masri con la de Al Ahli, provocó en todo el país manifestaciones que el jueves degeneraron en violentos enfrentamientos con la policía.

Este viernes los manifestantes confluyeron desde las mezquitas de El Cairo hacia el Parlamento para exigir a los generales que cedan el poder inmediatamente.

Dos manifestantes murieron en El Cairo tras la inhalación de gases lacrimógenos lanzados por la policía que intentaba dispersar una sentada, indicaron fuentes médicas, mientras que en Suez (noreste) un joven de 20 años murió en nuevos enfrentamientos.

Un soldado herido el jueves en las afueras del ministerio de Interior murió en un hospital este viernes, reportó la agencia estatal MENA.

El ministerio de Salud dio cuenta de 1.051 heridos en los enfrentamientos que se produjeron el viernes en la capital.

En los alrededores de la plaza Tahrir de El Cairo, epicentro de las masivas protestas que terminaron con la renuncia de Hosni Mubarak hace casi un año, miles de manifestantes confluyeron luego de la oración en las mezquitas.

Los enfrentamientos entre la policía y manifestantes se reanudaron por la tarde en El Cairo y en Suez (noreste), según corresponsales de la AFP en el lugar.

En la capital, un edificio estatal situado enfrente del ministerio de Interior, en donde miles de personas manifestaban al caer la noche, se incendió, anunció la televisión pública, aún se desconoce el origen del siniestro, aunque una fuente de seguridad indicó a la AFP que el incendio se declaró luego de que desconocidos invadieran los locales.

En Suez, en donde dos manifestantes murieron el jueves, la policía disparó gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes, constató un periodista de la AFP que vio cómo las ambulancias evacuaban a los heridos bajo una lluvia de piedras.

Miles de personas manifestaron contra el ejército en Alejandría y Puerto Said.

El Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas (CSFA), dirigido por el mariscal Hussein Tantaui, ministro de la Defensa de Hosni Mubarak durante dos décadas, a cargo de la transición hacia la democracia, acusó a "manos extranjeras y del interior" por la violencia que sacude al país.

En un comunicado publicado en Facebook llamó a "todas las fuerzas políticas y nacionales de esta gran nación a adoptar un rol histórico (...) y a intervenir para restablecer la estabilidad".

Los manifestantes consideran al CSFA como responsable de la muerte de 74 personas el miércoles en el estadio de Puerto Said tras la primera derrota de la temporada del célebre club cairota Al Ahli frente al local Al Masri (3-1).Este drama, uno de los más graves de la historia del fútbol, provocó el jueves manifestaciones de cólera por la desidia de las fuerzas de seguridad, que relanzaron las protestas y la incertidumbre sobre la transición.

El fiscal general prohibió el viernes al jefe de la Federación Egipcia de Fútbol, Samir Zaher, al día siguiente de su destitución, y al gobernador de Puerto Said, Mohamad Abdalá, que abandonen el país. Abdalá renunció tras la violencia.

El drama de Puerto Said "se produjo mientras que los servicios de seguridad se quedaron parados sin hacer nada", escribió Ibrahim Mansur, editorialista del periódico independiente Al Tahrir, que estimó que el CSFA "dio la prueba de su fracaso".

Los egipcios que denuncian la desidia de las fuerzas del orden en Puerto Said, están cada vez más exasperados contra el poder militar acusado de violaciones de los derechos humanos.

Reclaman también desde hace meses el fin de los procesos de civiles antes tribunales militar, una reestructuración del ministerio del Interior y el respeto de las libertades y de la justicia social.

El CSFA se comprometió en numerosas ocasiones a ceder sus poderes a los civiles después de la presidencial prevista de aquí a junio.Como prueba de la degradación de las condiciones de seguridad, hombres armados atacaron e incendiaron este viernes en el este de El Cairo un puesto policial.

Luego de violentos enfrentamientos con la policía liberaron a todos los detenidos, indicó una fuente de seguridad.