Temas Especiales

01 de Feb de 2023

Internacional

Denunciantes instan a Chávez a reconsiderar la salida de CIDH

Víctimas venezolanas que han acudido a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) instaron este jueves al presidente Hugo Chá...

Víctimas venezolanas que han acudido a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) instaron este jueves al presidente Hugo Chávez a que reconsidere su decisión de sacar a Venezuela del organismo, el "último recurso para quienes no encuentran justicia" en el país.

"Retirarse de la CIDH le hace un gran daño al país, pero principalmente a las víctimas de las violaciones de los derechos humanos quienes tienen la esperanza de obtener justicia" cuando no la obtienen en Venezuela, dijo Marino Alvarado, vocero del Foro por la Vida, coalición de organizaciones venezolanas de derechos humanos.

Alvarado hizo estas declaraciones en un acto ante la prensa junto a víctimas y familiares de víctimas de distintos hechos violentos ocurridos en las últimas décadas y que quedaron en la impunidad, entre ellos masacres y desapariciones forzadas.

Chávez anunció su intención de retirar a Venezuela de la CIDH antes de partir a La Habana, donde sigue un tratamiento contra el cáncer, al considerar que es un organismo supeditado a intereses estadounidenses, y encomendó esa tarea al Consejo de Estado, un órgano consultivo recién designado por él mismo.

"Nos encontramos aquí para solicitarle al Estado venezolano la decisión de salir (de la CIDH), por cuanto ha sido el único sistema que ha escuchado nuestros casos con atención y nos ha dado respeto como víctimas", declaró por su parte Jean Carlos Guerrero, hermano de Yimmi Guerrero, quien fue ajusticiado en 2003 por presuntos policías en el estado noroccidental de Falcón.

Entre los asistentes también había víctimas de la masacre de El Amparo (en la frontera con Colombia) en 1988, en el que murieron 14 pescadores presuntamente a manos del Ejército, y del "Caracazo", una explosión social de saqueos y disturbios en 1989 que fue reprimida con un saldo de cerca de 300 muertos.

El canciller venezolano, Nicolas Maduro, propuso desmontar la CIDH, con sede en Washington, y que en su lugar se creen instancias para garantizar los derechos humanos desde organismos exclusivamente sudamericanos, como la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y la Celac (Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños).

"El gobierno venezolano no va a poder lograr ninguna adhesión de otros gobiernos para retirarse de la CIDH y no va a ser posible crear un sistema paralelo", dijo sin embargo el vocero del Foro por la Vida.