Temas Especiales

21 de Oct de 2020

Internacional

Hospitalizan a asesino confeso de niño en Nueva York antes de ir ante juez

El asesino confeso del niño Etan Patz, que llevaba desaparecido más de 30 años en Nueva York, fue hospitalizado antes de su esperada pre...

El asesino confeso del niño Etan Patz, que llevaba desaparecido más de 30 años en Nueva York, fue hospitalizado antes de su esperada presentación ante la justicia estadunidense por primera vez el viernes.

Pedro Hernández, un portorriqueño de 51 años, estaba bajo vigilancia permanente por temor a un suicidio, según varios medios neoyorquinos.Sin embargo, una vocera de la policía de Nueva York, la detective Gina Sarubbi, afirmó que el detenido fue llevado al hospital Bellevue en Manhattan a raíz de un problema de salud previo a su arresto.

"No hay ningún temor de suicidio con esta persona", dijo Sarubbi. Hernández debía ser presentado el viernes ante un juez estatal en Manhattan y sería inculpado por asesinato en segundo grado.

El pequeño Etan Patz había desaparecido el 25 de mayo de 1979 cuando tenía seis años, en su primera salida solo de su casa a la parada de autobús, que se encontraba a menos de 100 metros de donde habitaba.

La desaparición misteriosa del pequeño de preciosa sonrisa había conmocionado a Estados Unidos y dejado una profunda herida en el inconsciente colectivo, ya que millones de padres prohibieron desde entonces a sus hijos ir solos a la escuela o jugar afuera.

El martes, el comisionado de policía de Nueva York, Ray Kelly, anunció que Hernández confesó haber estrangulado a Etan en el sótano de un almacén de Manhattan, cerca de la parada de autobús a la que iba el niño, tras haberlo engañado con la promesa de un refresco.

Luego de asfixiar al niño, Hernández colocó su cuerpo en una bolsa plástica y lo tiró a la basura, de acuerdo con lo relatado por Kelly.

Los restos del niño seguramente nunca serán recuperados, agregó.Patz fue declarado formalmente muerto en 2001 y, si bien nadie fue inculpado penalmente por su desaparición, su familia ganó en 2004 un juicio civil de dos millones de dólares contra José Antonio Ramos, novio de la niñera de Patz y que se encuentra actualmente en prisión por abusar de niños.

En abril, y luego de años de silencio, la policía y el FBI relanzaron la investigación generando bastante ruido al realizar una excavación en el sótano de la esquina de la calle donde siguen viviendo los padres de Etan.

Armados con martillos, decenas de investigadores rompieron la losa de hormigón del sótano para llegar a la tierra y la base de los muros, antes de llevarse restos para realizar análisis.

Pero al parecer no encontraron nada. Sin embargo, fue después de este episodio tan mediático cuando la policía recibió la pista que les llevó al detenido.

Hernández es el tercer hombre identificado como sospechoso en este caso, pero el primero en ser acusado.

En 1983 el presidente Ronald Reagan declaró el 25 de mayo "Día Nacional del Niño Desaparecido" en honor al pequeño Etan. Un año después se creó el Centro Nacional para Niños Desaparecidos.