Temas Especiales

03 de Jun de 2020

Internacional

México da una nueva oportunidad al viejo PRI con Peña Nieto

El PRI vuelve al poder tras 12 años en la oposición con la virtual victoria de su candidato Enrique Peña Nieto, quien descarta una vuelt...

El PRI vuelve al poder tras 12 años en la oposición con la virtual victoria de su candidato Enrique Peña Nieto, quien descarta una vuelta al pasado autoritario del partido que dominó México durante 71 años del siglo XX.

"No hay un regreso al pasado. Este PRI que llega al gobierno ha mostrado su convicción democrática" en la oposición, afirmó Peña Nieto, en un diálogo con agencias de prensa internacionales.

Un conteo preliminar oficial, con 92,26% de las actas de votación, precisó este lunes que el Partido Revolucionario Institucional (PRI) obtenía 37,89% contra 31,85% del izquierdista Andrés Manuel López Obrador, y 25,46% de Josefina Vázquez Mota, del gobernante Partido Acción Nacional (PAN, conservador).

El PRI gobernó de 1929 a 2000, cuando fue derrotado por el PAN, con un régimen paternalista, que acabó con las luchas de caudillos y dio estabilidad al país tras la Revolución de 1910, pero fue acusado de autoritario y corrupto, tachas revividas en la campaña electoral.

"Aquí hay un partido que no se ha ido (...). El PRI ha demostrado que cree en la democracia y que (...) podemos tener los resultados de manera eficaz", dijo este abogado de 45 años con porte de galán de telenovela.

José Antonio Crespo, politólogo e historiador del Centro de Investigación y Docencia Económicas, opinó que "con su pasado autoritario, tener reservas sobre el PRI, es válido".Pero López Obrador dice que "aún no está dicha la última palabra".

El líder izquierdista, que en 2006 denunció fraude en la elección que perdió por 0,56% ante el presidente Felipe Calderón, aún no reconoce una derrota pues esperará al conteo final oficial esta semana.

"Esperaría que hubiera una actitud de respeto, de civilidad, de madurez política", expresó Peña, al señalar que el PRI reconoció sus derrotas en 2000 y 2006 frente al PAN.Un llamado a la reconciliaciónPrometiendo alentar "la reconciliación", Peña Nieto afirmó este lunes que no descarta sumar a su gobierno a miembros de otros partidos e incluso líderes independientes.

En unos comicios en que un triunfo del PRI estaba cantado por los sondeos, los mexicanos estaban llamados a elegir, además del presidente para 2012-2018, las dos cámaras del Congreso, seis gobernadores y el jefe de gobierno de Ciudad de México.

El PRI, que tenía hasta ahora la mayoría absoluta en la Cámara de Diputados (500 miembros) y simple en el Senado (128), mantendría la mayoría de escaños en ambas, según proyecciones de prensa, pero sería simple, por lo que tendrá que negociar para sacar adelante sus propuestas.

"Me interesa trabajar con todos los partidos políticos para (...) darle impulso a iniciativas y proyectos", destacó Peña en el encuentro con los corresponsales.

"Tendrá pendiente reformas que el PAN no hizo en parte por rechazo del PRI: si abrirá al capital privado la petrolera estatal PEMEX y si tocará los monopolios privados", dijo a la AFP Nicolás Lazo, analista de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales.

En la capital, la izquierda, que la gobierna desde 1997, conservará la alcaldía al lograr su candidato, el ex fiscal local Miguel Ángel Mancera, un aplastante 60% de los votos.

Pero según los resultados preliminares, el PRI le arrebató el estado de Jalisco (oeste) al PAN, Chiapas (sureste) a la izquierda y mantuvo Yucatán (este), mientras iba ganando en Morelos (centro).

Los desafíos: narco y pobrezaMéxico vive una ola de violencia que ha dejado más de 50.000 muertos desde que Calderón lanzó en diciembre de 2006 una ofensiva contra los cárteles de la droga con el ejército, que ayuda a financiar Estados Unidos."No va a haber tregua ni pacto, sino combate eficaz contra los capos (...) pero en un rediseño que permita bajar la violencia y lograr el respaldo social", anunció Peña Nieto este lunes.

Javier Oliva, experto en seguridad de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), opinó que "el reto más importante es reconstituir las condiciones de paz social" en las regiones golpeadas por la violencia.

"Creo que en la agenda a definir con el gobierno norteamericano, en estricto respeto a nuestra soberanía, pero en la mejor voluntad de colaboración, será precisamente hacer un combate más eficaz que implique menos violencia", dijo Peña Nieto, a quien el presidente Barack Obama llamó por teléfono el lunes para felicitarlo.

El otro enorme problema que debe abordar es la pobreza. "Debe profundizar" las políticas para erradicar ese mal que afecta a la mitad de los 112 millones de mexicanos, destacó Lazo.

"México necesita recuperar el camino de la paz, de la seguridad del crecimiento económico, del combate a la pobreza y condiciones de mayor bienestar", apuntó Peña Nieto, sin precisar los cambios en programas de sociales.

Segunda economía de América Latina, después de Brasil, México vio crecer en 15 millones su población de pobres desde 2000, bajo gobiernos del PAN, lo que pesó, según Lazo, en el electorado.

El PAN, que en 2000 al derrotar al PRI dio paso a una histórica transición democrática en el país, no sólo perdió las elecciones sino que quedó relegado al tercer lugar detrás de la izquierda.

Al felicitar a Peña Nieto, Calderón expresó la disposición de su gobierno para "garantizar que el cambio" de manera "ordenada, transparente y eficaz", que, declarado el ganador, debe producirse el 1 de diciembre.