28 de Sep de 2022

Internacional

Al menos 47 niños mueren en Egipto cuando su autobús fue arrollado por tren

Al menos 47 niños de entre 4 y 6 años perdieron la vida este sábado en Egipto cuando el autobús en el que viajaban fue arrollado por un ...

Al menos 47 niños de entre 4 y 6 años perdieron la vida este sábado en Egipto cuando el autobús en el que viajaban fue arrollado por un tren en un paso a nivel en la provincia de Asiut (centro).

El ministro de Transportes Rashad al Metini dimitió, afirmando que "acepta la responsabilidad" de la catástrofe, en la que también murieron el conductor del autobús y su asistente.

También presentó su dimisión el máximo responsable de la autoridad ferroviaria."Hay 49 muertos y 18 heridos", en su mayoría niños, dijo a la televisión pública el gobernador de Asiut, Yehya Keshk.

El autobús, que transportaba a 60 menores en una excursión organizada por la guardería, cruzaba un paso a nivel en Manfalut (356 km al sur de El Cairo) cuando fue arrollado por el tren, explicó la policía.

El operario del paso a nivel, que estaba abierto, se había quedado dormido cuando el autobús intentó cruzar las vías del tren, explicó el gobernador Keshk, añadiendo que "por supuesto fue arrestado"."Hay un equipo de 45 doctores atendiendo a los niños heridos", dijo el gobernador.

Los padres de los niños protestaron enérgicamente junto al lugar del accidente, pidiendo que se aplique la pena de muerte a los responsables, según la policía.

El reportero de la televisión pública describió el escenario del accidente de "dantesco".

En un breve discurso a la televisión, el presidente Mohamed Mursi ofreció sus condolencias a las familias y afirmó que los responsables serán llevados ante un fiscal.

Previamente, el presidente ordenó al primer ministro y a los titulares de Defensa y Sanidad, así como al gobernador de Asiut, que "ofrezcan toda la asistencia a las familias de las víctimas", informó la agencia oficial Mena.

El primer ministro, Hisham Qandil, y su ministro de Interior ya iban camino de Asiut, según Mena.

Grupos de activistas pidieron incluso la dimisión del gabinete de Qandil.

"Este accidente demuestra el fracaso del gobierno de Qandil, y fortalece las demandas de dimisión de un ejecutivo que durante meses ha sido incapaz de producir nada que mejore el sufrimiento de los egipcios", dijo el Movimiento del 6 de Abril.

El estado de las vías férreas egipcias deja bastante que desear debido a la falta de mantenimiento y a la mala gestión. La tragedia más mortífera en el país se remonta a febrero de 2002, cuando al menos 360 pasajeros perdieron la vida en el incendio de un tren.

En otro accidente este mismo sábado, 12 personas murieron y tres resultaron heridas al colisionar un camión con un minibús cerca de El Cairo.

Según funcionarios, el camión, que circulaba a gran velocidad en una vía que no le correspondía, chocó contra un minibús en el que iban 15 pasajeros. El conductor del camión fue detenido, y los servicios de socorro estaban intentando sacar los cadáveres, añadió la policía.