Temas Especiales

11 de Apr de 2021

Internacional

Venezolanos de Miami piden ayuda a Estado Unidos

Un grupo de ciudadanos venezolano-estadounidenses pidió el jueves ayuda al gobierno del presidente Barack Obama para que sea reabierto e...

Un grupo de ciudadanos venezolano-estadounidenses pidió el jueves ayuda al gobierno del presidente Barack Obama para que sea reabierto el consulado de la nación sudamericana en Miami y solicitó que incluya el tema de la sede diplomática en cualquier negociación con el gobierno de Caracas.

Los venezolanos pidieron también al gobierno de Obama que informe el resultado de las investigaciones que inició tras declarar persona no grata a la cónsul de Venezuela hace más de un año, y que frene las deportaciones de inmigrantes venezolanos.

"Nosotros, los miembros de la sociedad civil, solicitamos al gobierno de Estados Unidos que incluya en la agenda de conversaciones la reapertura del consulado, que cualquier negociación debe incluir la reapertura del consulado", manifestó Lourdes Ubieta, una de las líderes del grupo, en una concurrida conferencia de prensa en un restaurante de esta ciudad aledaña a Miami.

"Pedimos respetuosamente al departamento de Estado (que revele) adónde han llegado las investigaciones (sobre la cónsul Livia Acosta Noguera) y se establezcan responsabilidades, si las hubiera", expresó Ubieta, que también es miembro de la opositora Mesa de la Unidad Democrática en el sur de la Florida.

Las autoridades venezolanas cerraron el consulado de Miami en enero de 2012 pocos días después que el Departamento de Estado expulsó a Acosta tras revelarse una grabación que implicó a la funcionaria en un presunto complot iraní contra Washington mientras se desempeñaba como agregada cultural en México.

El pedido de los líderes de la comunidad de expatriados venezolanos más numerosa en el extranjero tuvo lugar dos días después del fallecimiento del presidente Hugo Chávez y unos 14 meses después del cierre del consulado venezolano en Miami, que afectó a unas 300.000 personas de Florida, Georgia y Carolina del Norte y del Sur, entre ellas 20.000 que estaban registradas para votar allí.

En la conferencia de prensa los integrantes del grupo mostraron sus pasaportes estadounidenses mientras hablaban con los periodistas. El alcalde de Doral, el empresario venezolano Luigi Boria, estuvo presente.

Doral se ha convertido en la sede de reuniones y anuncios de la comunidad venezolana en el exilio. Es una pequeña ciudad ubicada al noroeste de Miami, con una numerosa población venezolana.

Los portavoces del Departamento de Estado no respondieron los mensajes de correo electrónico enviados por la AP para obtener sus comentarios.

El de Miami es el distrito con más electores venezolanos empadronados en el exterior del país, la mayoría de ellos opositores a Chávez.

Por el cierre del consulado y ante la falta de un centro de votación en Miami, unos 8.500 venezolanos viajaron en los comicios de octubre pasado desde Miami a Nueva Orleans, a unos 1.400 kilómetros, para poder votar en las elecciones en las que Chávez resultó reelecto. Esta vez esperan poder hacerlo en Miami, aunque aseguran que están dispuestos a viajar a cualquier lado para elegir a un nuevo mandatario.

El gobierno de Caracas aún no anunció la fecha de las nuevas elecciones, pero deberían ser en un plazo no mayor a 30 días contados desde el momento en que falleció Chávez, el 5 de marzo.

"Estamos dispuestos a ir a votar a donde sea, si tenemos que ir a la China, a Nueva Orleans o a San Francisco", dijo Ubieta e indicó que el viernes un grupo de abogados presentará formalmente por escrito la petición al Departamento de Estado.

Beatriz Olavarría, miembro de la Mesa de la Unidad que coordinó el viaje a Nueva Orleans para los últimos comicios, expresó que ya está movilizando a voluntarios para las próximas elecciones. Indicó que ya está en conversaciones con algunas compañías de transporte en caso de que fuera necesario viajar a otro estado para votar.

Estados Unidos expresó el miércoles su disposición a mejorar la relación con Venezuela. En noviembre, la subsecretaria de Estado para el Hemisferio Occidental Roberta Jacobson planteó al vicepresidente Nicolás Maduro la conveniencia de una relación bilateral pragmática focalizada en temas de interés mutuo como narcotráfico, terrorismo y energía.

Las misiones diplomáticas de ambos países están sin embajador desde que Caracas retiró en 2010 el beneplácito concedido a Larry Palmer, quien en su proceso de confirmación en el Senado dijo que la inteligencia cubana había infiltrado a las fuerzas de seguridad venezolanas.