Temas Especiales

14 de Apr de 2021

Internacional

Los bisontes, castores y osos vuelven a Europa: informe

Varias especies animales que estuvieron cerca de la extinción por la mano de los humanos se han recuperado espectacularmente en los últi...

Varias especies animales que estuvieron cerca de la extinción por la mano de los humanos se han recuperado espectacularmente en los últimos 50 años gracias a los esfuerzos de conservación, reveló un informe este jueves.

Este documento fue elaborado por la Zoological Society de Londres, la organización BirdLife International y el Concejo del censo de pájaros de Europa, con contribuciones de científicos europeos.

El informe apunta a una multiplicación por 30 del número de bisontes europeos, castores euroasiáticos, patos de cabeza blanca y algunas poblaciones de gansos de pie rosado.

Asimismo, 17 de las 18 especies de mamíferos estudiadas crecieron. En el caso de los osos pardos, el doble, en el de los lobos grises, el cuádruple.

El lince ibérico fue el único de los mamíferos estudiados que declinó. El resto, en cambio, aumentó en conjunto un 30% desde mediados del siglo XX.

Las 19 especies de pájaros estudiadas también mostraron recuperación.

"La vida salvaje se recupera si lo permitimos, lo demuestra este informe", dijo Frans Schepers, director ejecutivo del organismo de conservación Rewilding Europe, que encargó el análisis.

"Con protección legal y continua, impulso activo a las poblaciones salvajes existentes y la reintroducción de especies perdidas (...), muchas más especies se recuperarán", agregó.

Europa tiene un total de 219 especies de mamíferos terrestres y 530 tipos de pájaros.

El bisonte europeo ha alcanzado los 3.000 ejemplares tras estar prácticamente extinguido como especie salvaje a principio del siglo pasado.

Decimados por los cazadores y por la pérdida de su hábitat, los bisontes se recuperaron gracias a un amplio programa de reproducción con los últimos supervivientes en cautividad, cuya prole fue repartida en zonas agrestes del centro y el este de Europa.

El águila de cola blanca también mudó su suerte, explicó el documento: si en los años 70 existían unas 2.500 parejas, en 2010 eran 9.600.

Muchas de las especies europeas cayeron a mínimos en los años 50 y 60 tras una larga historia de caza indiscriminada y furtiva, envenenamientos y pérdida de sus hábitats por la agricultura, la ganadería, la contaminación y la tala de bosques.Las cifras conocidas este jueves avisan de que la biodiversidad en conjunto mantiene su tendencia a la baja.

"Hay que tomar con cautela el resurgimiento de la vida salvaje", afirma el documento. "Aunque vuelven algunas especies, muchas están por debajo de niveles de abundancia y no alcanzaron el nivel necesario para garantizar la viabilidad de poblaciones a largo plazo".

Así, la población de peces, mamíferos y pájaros se ha reducido en el mundo un 30% desde 1970, según el informe.

En el mismo periodo, el número de humanos se duplicó hasta alcanzar los 7.000 millones en 2011.