Temas Especiales

08 de Aug de 2020

Internacional

Embajador de Panamá en Cuba depositó ofrenda floral en monumento a Omar Torrijos en La Habana

El máximo representante del gobierno panameño en la isla rememoró los días de la invasión de Estados Unidos a su país

Homenaje
Reinaldo E. Rivera (i) se mostró agradecido por solidaridad hacia Panamá en 1989.

Reinaldo E. Rivera Escudero, embajador de Panamá en Cuba, depositó este viernes 20 de diciembre una ofrenda floral en el monumento al expresidente panameño Omar Torrijos en La Habana.

La ocasión fue propicia para que el máximo representante del gobierno de Panamá en Cuba rememorara los días de la invasión de Estados Unidos a su país, los cuales calificó como aciagos y muy duros, “pero también consolidaron el orgullo patrio”.

Más adelante Rivera consideró que la mal llamada Operación Causa Justa fue una estrategia concebida mucho antes de la irrupción militar estadounidense, con el propósito de anular o detener los resultados de los Acuerdos Torrijos-Carter, firmados el 7 de septiembre de 1977 en Washington DC con el objetivo de que Estados Unidos devolviera el control absoluto del Canal de Panamá a las autoridades panameñas.

El nuevo embajador de Panamá en La Habana también valoró como un acto de justicia con las víctimas de 1989 que el actual presidente, Laurentino Cortizo, declarara por primera vez el 20 de diciembre como Día de Duelo Nacional, aunque también está pendiente la indemnización a sus familiares y a los mártires de aquella luctuosa jornada.

Expresó, además, que “los gobernantes que hace 30 años llegaron sobre las armas no lograron su verdadero objetivo, por el contrario, los panameños podemos sentirnos orgullosos del espíritu de lucha y coraje mostrados ante los ataques y la masacre de gente humilde como los pobladores del barrio El Chorrillo”.

Rivera Escudero también mostró su agradecimiento por los gestos de solidaridad hacia Panamá del Movimiento de Países No Alineados, y en especial de Cuba, nación que en 1989 defendió la integridad de su representación diplomática y del personal acreditado en tierra panameña.

Al acto de presentación de la ofrenda floral, por la parte cubana, también asistió Lázaro Mora, quien se desempeñaba en el cargo de embajador de Cuba en Panamá durante la invasión estadounidense.