Temas Especiales

11 de May de 2021

Internacional

Los expertos cuestionan que Reino Unido suavice las restricciones por Navidad

El alarmante incremento de casos ha llevado al Gobierno a situar a partir de mañana a Londres y algunas áreas de los condados de Essex y Hertforshire en el nivel 3 de alerta -muy alto

Los expertos cuestionan que Reino Unido suavice las restricciones por Navidad
Los expertos cuestionan que Reino Unido suavice las restricciones por NavidadEFE

Los expertos alertaron este martes de que suavizar las medidas por Navidad costará "muchas vidas", después del aumento de contagios de la covid-19 en Londres y el sur de Inglaterra relacionado con la aparición de una nueva variante del coronavirus.

El alarmante incremento de casos ha llevado al Gobierno a situar a partir de mañana a Londres y algunas áreas de los condados de Essex y Hertforshire en el nivel 3 de alerta -muy alto-, lo que obligará al cierre de gimnasios, restaurantes y bares, a menos que éstos vendan comida para llevar o hagan entrega a domicilio.

Además, no estarán autorizadas las reuniones sociales bajo techo y sólo se permitirán encuentros entre gente de diferentes hogares en el exterior y hasta un máximo de seis personas.

UNA NUEVA VARIANTE DEL CORONAVIRUS

Las autoridades sanitarias relacionan el inquietante ascenso de los contagios con la aparición de una nueva variante del coronavirus, que es examinada en Porton Down, un sofisticado laboratorio del Gobierno en el condado de Wilsthire (sur inglés).

Si bien las autoridades han dejado claro que es normal que los virus sufran mutaciones y que no afectaría la efectividad de las vacunas contra la covid-19, la velocidad con que aumentan los casos ha llevado a dos revistas científicas a pedir al Gobierno que abandone los planes para suavizar las restricciones en Navidad.

Las cuatro regiones británicas -Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda del Norte- habían acordado que hasta tres hogares distintos puedan viajar por el país para reunirse entre el 23 y el 27 de diciembre a fin de celebrar las fiestas navideñas.

Sin embargo, ante la posibilidad de que los servicios sanitarios se vean desbordados a finales de mes por el alza de los contagios, dos prestigiosas publicaciones médicas pidieron a las autoridades que no tomen "decisiones apresuradas" que puedan costar vidas.

El "British Medical Journal" (BMJ) y el "Health Service Journal" (HSJ) unieron fuerzas para alertar de que mucha gente puede vincular la suavización de las medidas restrictivas con "un permiso para bajar la guardia" ante el coronavirus.

CONTACTOS "AL MÍNIMO"

Si bien el Gobierno aclaró que no revisará los planes navideños, pidió a la gente que reduzca los contactos sociales al "mínimo".

"La población puede y debe mitigar el impacto de la tercera ola (de la covid-19) siendo lo más cuidadosa posible en los próximos meses. Pero muchos verán este levantamiento de las restricciones durante la Navidad como un permiso para bajar la guardia", escribieron los directores del BMJ y el HSJ en un editorial conjunto.

La directora del BMJ, Fiona Godlee, y el director del HSJ, Alastair McLellan, aclararon que tomaron la decisión de hacer esta advertencia conjunta por considerar que el Gobierno puede caer en una "torpeza" y cometer un "gran error que costará muchas vidas".

Según las últimas cifras oficiales, 232 personas murieron el lunes por covid-19 y se registraron 20.263 nuevos contagios, muchos en el sureste de Inglaterra.

El ministro de Sanidad, Matt Hancock, anunció ayer en el Parlamento la existencia de la nueva variante del SARS-CoV-2, el coronavirus que causa la covid-19, y que esto ya ha sido comunicado a la Organización Mundial de la Salud.

Hasta el momento se han identificado más de mil casos de la nueva cepa, según el Ejecutivo, que ha aclarado que no hay pruebas de que tenga efectos más perjudiciales sobre la salud de los enfermos.

RESTRICCIONES TRAS EL CONFINAMIENTO NACIONAL

La decisión de situar a Londres en el nivel 3 de restricciones llega menos de dos semanas después de que terminase el confinamiento de un mes al que Inglaterra estuvo sometida hasta el 2 de diciembre.

Mientras tanto, el alcalde de Londres, Sadiq Khan, ha pedido al Ejecutivo el cierre de los colegios de educación secundaria, entre cuyos estudiantes se registra un rápido crecimiento de casos.

El secretario del Tesoro, Stephen Barclay, dijo hoy a la cadena BBC que las familias quieren reunirse por Navidad después de un año "muy difícil" y confió en que la población británica actúe "con responsabilidad" en las interacciones sociales.

A partir de este miércoles, otros 10,8 millones de personas estarán en el nivel 3 de restricciones, con lo que el total alcanza a 34 millones, equivalente al 61 % de la población de Inglaterra. EFE