Temas Especiales

22 de Jan de 2021

América

Murcia hizo mutis en el Congreso

BOGOTÁ. El convicto colombiano David Murcia Guzmán se negó a contestar en el Congreso.

BOGOTÁ. El convicto colombiano David Murcia Guzmán se negó a contestar en el Congreso.

Luego de una hora y quince de minutos de la diligencia, se levantó la sesión sin que el jefe de la captadora ilegal DMG respondiera los cuestionamientos hechos por los legisladores.

Murcia Guzmán fue trasladado en septiembre pasado a la Cárcel La Picota, de máxima seguridad.

El senador indagador, Héctor Elí Rojas, dijo que Murcia Guzmán se rehusó a contestar el interrogatorio que le habían formulado asumiendo su derecho a guardar silencio sobre el tema.

Indicó que él no quiere afectar los otros procesos ante la Fiscalía y el Consejo Nacional Electoral.

“Vino a aceptar la citación que le hizo el Congreso, pero alegó que no respondía el cuestionario”, dijo el legislador.

Ahora los congresistas indagadores, Armando Benedetti, Gustavo Petro, Héctor Elí Rojas y Javier Cáceres tendrán que rendir un informe ante la Comisión Primera el próximo martes, para saber qué más pueden hacer sobre las preguntas que aún quedan sin resolver sobre el referendo.

“Creemos que él tiene el deber de informarnos y nosotros la potestad de interrogarlo”, agregó el senador Rojas.

No obstante, pocos minutos más tarde de la diligencia, el senador Armando Bendetti dijo que David Murcia les dijo que él no ha sido juzgado, por lo tanto, todos los dineros que dio a cualquier instancia siguen siendo en calidad de empresario.

Adicional a esto, el legislador reveló que cuando fue preguntado sobre la relación de los congresistas con DMG, Murcia señaló que “eso es falso”.

“A la pregunta sobre si es verdad la relación suya con los congresistas, él dijo que eso es falso y luego argumentó que no ha sido juzgado”, recalcó Benedetti.

Esta misma aseveración también se dio de parte de Murcia, enfocada a afirmar que él nunca entregó dineros para tramitar proyectos de ley a favor de su compañía DMG.

A la vez, afirmó que si entregó dineros para las campañas de congresistas lo hizo en calidad de un ciudadano y empresario.

TRAYECTORIA

Guzmán, de 28 años, presidente de la empresa captadora de fondos DMG (las siglas de su nombre), que manejaba millones de dólares y tenía oficinas en Colombia, Perú, Brasil, Venezuela, Panamá y Ecuador, hasta hace cinco años no tenía con qué comer, según un informe que reposa en la Fiscalía de Ipiales, en la frontera con Ecuador.

Sin embargo, este joven empresario es considerado uno de los hombres más acaudalados de Colombia, aunque en los últimos meses fijó su residencia en Panamá, en donde vivía rodeado de lujos hasta el pasado noviembre, cuando fue captur ado por la Policía y deportado a Colombia en medio de un impresionante operativo. Así cayó Murcia, quien emprendió este ‘negocio’ ofreciendo intereses altos, lo que atrajo a cientos de personas también de Ecuador.

La revista Semana de Colombia destaca que en Panamá Murcia tenía doce vehículos de lujo entre Lamborghinis, Ferraris y Maserattis. Autos que pueden llegar a valer hasta 200 mil dólares. También era propietario de tres yates y dos aviones. Agregan que, según fuentes oficiales, una sola de las operaciones bancarias de Murcia registró el ingreso de 7 millones de dólares, que después giraba a Belice, para resguardarlo.

El ministro de Defensa de Colombia, Juan Manuel Santos, indicó que Murcia alquilaba pisos completos en hoteles de lujo, como el Marriott y el Hilton en Panamá, para hospedarse.