Temas Especiales

09 de Apr de 2020

América

Honduras: la calma antes de la tormenta

TEGUCIGALPA. El ambiente que se vive en Honduras se parece a las calmas que anteceden a las tormentas. Ayer hubo dos marchas masivas, ...

TEGUCIGALPA. El ambiente que se vive en Honduras se parece a las calmas que anteceden a las tormentas. Ayer hubo dos marchas masivas, una a favor del presidente depuesto Manuel Zelaya y otra, mucho mayor, con casi 50 mil personas, a favor del gobierno interino de Roberto Micheletti.

A FAVOR DE MICHELETTI

En la llamada ‘Marcha por la paz’, la mayoría de los concurrentes de clases medias y altas marcharon por el Boulevard Supaya hasta el Estadio Nacional vestidos de blanco y con banderas de Honduras y pancartas en apoyo a las Fuerzas Armadas.

Pero también un blanco recurrente fue el presidente de Venezuela Hugo Chávez. La más llamativa decía: “Sí somos golpistas, contra la corrupción, continuismo, dictadura y comunismo”.

Una de las organizadoras de la marcha, Ermida de López Contreras, dijo a este diario: “Lo único que queremos es vivir en paz, usted puede ver que esta manifestación se hace en total libertad y tranquilidad y que lo sepa la comunidad internacional, engañada por Zelaya y su cómplice (el secretario general de la OEA, José Miguel) Insulza”.

A su lado caminaba también de blanco Ernestina Mejía, del Movimiento Unión Cívica (un nombre recurrente que remite al Comité Cívico de Santa Cruz de la Sierra). Ella dijo: “Aquí no hay ninguna violación a los derechos humanos, esas mentiras son parte de la campaña de desprestigio de Zelaya y otros malos hondureños que tienen engañado al mundo”.

Justamente en referencia a las denunciadas violaciones de los derechos humanos por parte del gobierno de facto, el comisionado de los Derechos Humanos de Honduras, Ramón Custodio, dijo a este enviado: “No sé de qué muertos me habla, no se deje llevar por rumores”. Ante la especificación de que el Sindicato de Telefónicos está denunciando dos muertes entre sus dirigentes, Custodio se limitó a decir: “A mí no me consta, aquí no denunciaron nada”.

En un momento las marchas pasaron cerca y sólo se produjo una escaramuza con estudiantes secundarios que marchaban a favor del regreso de Zelaya al poder, pero sin que pasara a mayores por la intervención de la policía.

A FAVOR DE ZELAYA

La marcha por “Mel” terminó en el Parque Central (la plaza principal de la ciudad) con la intervención de dirigentes de distintos movimientos sociales. El dirigente de Vía Campesina Rafael Alegría, dijo a este diario: “El tiempo del diálogo se ha acabado, somos un pueblo pacífico, pero también sabemos luchar”.

Otro de los líderes de la Coordinadora de Resistencia al Golpe, Juan Barahona, remarcó: “El presidente Zelaya tal vez vuelva el viernes, pero desde mañana (por hoy) estaremos en las calles, y lo único que podemos esperar de este gobierno golpista es más represión, hay un solo muerto oficial, pero varios desaparecidos.”

“El pueblo ya no tiene paciencia, hay que tener cuidado porque hay muchas armas en manos de civiles”, agregó Barahona.

Así las cosas, hoy desde las siete comienzan los cortes de carreteras y las manifestaciones, mientras las organizaciones preparan sus viajes a la frontera con Nicaragua para mañana, con la ilusión de traer de nuevo al país a Zelaya.

Por eso, hay calma pero con nubes negras.