Temas Especiales

27 de Jan de 2021

América

Cómo opera la mafia en Argentina

PANAMÁ. El 31 de octubre de 2009 fue asesinado en la ciudad de Posadas, capital de la Provincia de Misiones (Argentina), el abogado Robe...

PANAMÁ. El 31 de octubre de 2009 fue asesinado en la ciudad de Posadas, capital de la Provincia de Misiones (Argentina), el abogado Roberto Del Balzo. Este crimen atroz explica detalladamente una de las formas en que operan las mafias judicial-política-policial en el país sudamericano.

En primer lugar les aclaro que se trata de mi propio hermano mayor, que al morir llegaba a los 43 años. Roberto fue literalmente ejecutado de cuatro balazos por dos sicarios que tenían muchas cosas en común, lo cual es muy llamativo cuando se trata de encubrir un hecho al que los medios de comunicación de Posadas tildaron de “ajuste de cuentas”.

LO QUE DIJO LA PRENSA

Según los periodistas de Posadas, mi hermano era un hombre al que no le gustaba pagar sus cuentas. La razón de semejante desquite sería unos tres mil dólares. Pero desde Florida, noté que no todo parecía ser como se venia publicando.

Empecemos por describir a los asesinos: Jorge Da Rosa y Cristian Kondratiuk. El tal Da Rosa dijo al ser detenido que el problema era con él (publicado en medios de Posadas) y no con Kondratiuk, que la razón del asesinato era porque Roberto no le pagó los supuestos tres mil dólares acordados por oficiarle de “datero” (en la jerga local, personas que se dedican a pasar información a los abogados en casos de accidentes de tránsito).

Hasta acá todo es mas o menos creíble, pero cuando vamos a revisar quién es Cristian Kondratiuk ya no hay dudas de que no se trata de un supuesto “ajuste de cuentas”, sino de algo más profundo y podrido.

Kondratiuk, al momento de participar en el crimen, era un suboficial de la policía de Misiones de solamente 21 años, y el arma utilizada es la reglamentaria que le provee el estado para salvaguardar la vida de los ciudadanos, no para eliminarlos y hacerle el favor a la mafia judicial-política-policial.

Se comprobó que Roberto ni ganó un juicio de accidentes esa semana ni le debía nada a Jorge Da Rosa, supuesto planeador del asesinato.

LAS INCONGRUENCIAS

Se podía observar a través de las publicaciones locales que había mucha incongruencia sobre las razones y sus protagonistas. Da Rosa portaba un radio policial, frecuencia prohibida al uso civil, que da las coordenadas de circulación e interceptación para los móviles policiales.

O sea, mientras ellos inician la fuga con un auto robado de la casa del abogado, van recibiendo a través de ese Handy la información para evitar la intercepción. Así logran llegar hasta un lugar a 25 kilómetros del lugar del hecho, atravesando al menos 4 secciones policiales o delegaciones en ese trayecto. ¿Cómo pudieron eludir a más de 20 móviles entre motos y autos?

Son atrapados al caer en una zanja, dentro de una barriada de clase humilde. Al llegar la policía son entregados por los vecinos del área y ahí surge la identidad y ocupación de Kondratiuk. Los medios publicaron con el tiempo que esa radio policial había sido robada en marzo de 2009 en la sección policial de Puerto Iguazú.

Esta ciudad de fama turística queda a 320 kilómetros de Posadas, y Cristian Kondratiuk estaba cumpliendo funciones de suboficial de Policía en ese lugar, en dos fechas claves.

El sicario policial estaba de guardia en marzo de 2009 cuando se “pierde” ese Handy policial y el día del asesinato estuvo a las cinco y media para matar al abogado en su casa, debiendo presentarse a su guardia policial a las siete y media de la tarde. Kondratiuk o tuvo un permiso especial para llegar mas tarde o se lo dieron especialmente porque debía oficiar de verdugo del abogado Del Balzo.

LA CONFERENCIA DE PRENSA

Ya la inocencia se pierde cuando el dos de noviembre toda la cúpula policial reunida en una conferencia de prensa donde además de hablar bien de Kondratiuk —hasta después de matar a mi hermano sin motivos era un policía ejemplar— se reconoce que esa radio fue robada en marzo.

Es ahí que deciden hacer públicamente la denuncia de la pérdida grave de ese Handy policial. Habían pasado ocho meses y ahí es que se dan cuenta de lo peligroso que es tener en manos de delincuentes una herramienta preparada para supuestamente ayudar contra el delito.

Hasta ahora ya van dos coincidencias que aclaran este asesinato: ningún sicario va a matar con un radio policial y Da Rosa hizo estas dos cosas, y no es común que un policía activo y con rango medio participe de un hecho criminal tan espantoso. Visto desde afuera, estos asesinos sabían muy bien lo que hacían y actuaron con la calma y la sangre fría que proviene de participar de un hecho asegurado, de estar protegidos por un poder oscuro.

CONOCIENDO A LOS ASESINOS

Jorge Da Rosa era ya un criminal de solo 22 años procesado por robo de autos, secuestro e intento de asesinato. En enero de 2009 comete estos tres delitos en perjuicio de un hombre que tuvo la mala idea de publicar un aviso donde decía que deseaba vender su Volkswagen Gol.

Da Rosa se presenta con un cómplice interesado en comprar ese auto. Pero lo que hace es hacerle vivir la pesadilla de esos tres delitos a ese pobre hombre que necesitaba el dinero de la venta de su auto, pero que casi pierde la vida por intentarlo.

Es abandonado en la carretera a 50 kilómetros de Posadas y Da Rosa se dirige a su lugar de origen, la ciudad de Jardín América, a 120 kms de la capital provincial y a 70 desde donde arrojaron al dueño del auto. ¿Cómo es posible que en 70 kilómetros no fueran interceptados por una fuerza policial que se jacta de ser una de las mas seguras de Argentina y que se autopromociona como “amiga” de los turistas extranjeros y locales?

Los Da Rosa son de nacionalidad brasileña y son conocidos en toda la zona de Jardín América por servir de “cajeros” a la policía del área.

Esa ciudad es limítrofe con Paraguay, y es una zona donde se trafica mucha droga. Desde Paraguay piden automóviles y a cambio dan marihuana y cocaína. Da Rosa padre e hijo disfrutaban de la impunidad que les otorga ser delincuentes conocidos de la policía, pero protegidos, porque les proveen dinero fresco.

Jorge Da Rosa es un sicario judicial al que se alecciona y entrena para hacerse amigo de Roberto Del Balzo, es un “cazador” que convive con su presa hasta que llega la orden de ejecutarlo. Y acá van los últimos cabos que pueden ser atados por quienes quieran al menos enterarse de cosas tan básicas como que las mafias operan por encima del poder de turno.

EL COMPLOT

La ex esposa de mi hermano y del que estaba divorciado legalmente desde el 2007, entra a su casa a robarle mientras el cadáver era diseccionado en la autopsia. Se lleva uno de sus autos, su bote de paseo, sus alhajas de oro, sus relojes Rolex e incluso sus familiares la ayudan con un camión donde hasta se llevan la vajilla y un jacuzzi arrancado a las apuradas del baño del muerto.

La casa es literalmente arrasada. Luego, la mujer se dirige al estudio jurídico donde es ayudada por un ex socio a llevarse las computadoras donde se hallaba información clave referente a casos ganados a punto de ser cobrados, además de carpetas con información financiera valiosa sobre sus bienes y cuentas bancarias.

El abogado de la ex esposa es un connotado ex diputado provincial y ex presidente de la cámara legislativa de la provincia. Este abogado era también un ex socio de Roberto en casos contra aseguradoras.

Tras su paso por la legislatura, tiene llegada y control sobre jueces del fuero penal como Horacio Gallardo, instructor de la causa por el crimen, y que esta denunciado a nivel nacional por permitirle practicas ilegales y mafiosas al alcalde de la Ciudad de Buenos Aires, Mauricio Macri.

Esta ciudad esta ubicada a mas de 1000 kilómetros de donde mataron al abogado y Gallardo es Instructor judicial provincial, pero autoriza a pinchar teléfonos de ciudadanos inocentes que viven en Buenos Aires.

Así con jueces corruptos como Gallardo y juezas como Carmen Carbone del fuero civil, e intima amiga del abogado de la ex esposa del asesinado.. que clase de justicia queda por esperar.

Carbone es elegida a dedo para abrir la sucesión de Roberto Del Balzo a sólo 20 días de haber sido asesinado.

En esa provincia rige el sorteo para casos civiles de esta índole sucesoria. El muerto está muy indefenso y los verdaderos instigadores están a punto de quedarse con todos sus bienes.

Ya al final no es verdad lo que han publicado los medios de comunicación de Misiones, que ni siquiera se preguntan como es que el juez Gallardo no ordena la pericia básica de desgrabar los celulares de la víctima y sus asesinos.

Un complot de poca gente, pero muy codiciosa y poderosa hay detrás de aquel encabezado de los medios “un ajuste de cuentas”.

Cuando fui y los desafié en los medios, los mafiosos me mandaron es a cuatro hombres fornidos en un automóvil Ford Mondeo color vino claro, con placas de la ciudad de Buenos Aires a intentar secuestrarme en inmediaciones del aeropuerto local donde me dirigía a encontrarme con un contacto que me sacaría de la ciudad debido a las amenazas y el riesgo que corría por enfrentarlos.

Estoy vivo de milagro, pero no a salvo, porque la mafia, salvo Estados Unidos, opera como y donde le da gana. Pero al menos esta denuncia les servirá a los inocentes que quieran conocer esas hermosas cataratas del río Iguazú, que allá no estarán seguros ni a salvo.