Temas Especiales

27 de Ene de 2022

América

El clima político no propicia festejos

WASHINGTON, DC. Barack Obama cumple hoy su primer aniversario como presidente de EEUU, una efeméride que ha querido dejar pasar sin conm...

WASHINGTON, DC. Barack Obama cumple hoy su primer aniversario como presidente de EEUU, una efeméride que ha querido dejar pasar sin conmemoraciones especiales y mientras prepara un segundo año que puede resultar decisivo en su mandato.

Así, cuando se cumple un año de su histórica investidura en el Capitolio frente a cerca de dos millones de personas, su agenda tentativa prevé como único acto público la conmemoración del Mes del Tutor.

Nada más alejado de las escenas de fiesta de hace un año, cuando asistió a un concierto en su honor en el Mall de Washington encabezado por artistas de la talla de U2, así como el día de su toma de posesión, que participó en una decena de bailes.

El actual clima político no propicia los festejos. El país continúa su crisis económica y la creación de empleo no despega. Las guerras en Irak y Afganistán no solo no han concluido sino que, en el caso de esta última, ha escalado en su intensidad. La popularidad del presidente, que tras su investidura superaba el 70%, ronda ahora apenas el 50%.

Y a última hora Obama tiene que lidiar con eventos que amenazan con amargarle la celebración del aniversario.

EL ESCAÑO DE MASSACHUSETTS

Entre otras cosas, ayer se celebraron en Massachusetts unas elecciones locales que, según quién triunfe, podrían obligarle a cambiar su estrategia legislativa.

La demócrata Martha Coakley se disputaba con el republicano Scott Brown el escaño en el Senado que con su fallecimiento dejó vacante el senador Ted Kennedy.

Massachusetts es uno de los estados de más simpatías demócratas de EEUU pero en los últimos días y contra todo pronóstico, las encuestas apuntaban a un empate técnico entre los dos candidatos, algo que los expertos atribuyen al descontento del público con la reforma sanitaria, la joya de la corona del programa legislativo de Obama.

Un triunfo de Brown acabaría con la mayoría absoluta que disfrutan los demócratas en el Senado, los sesenta escaños con los que pueden evitar cualquier veto republicano a la hora de aprobar legislación, y pondría en peligro la aprobación de la reforma sanitaria tras un año de negociaciones.

Esta semana, el presidente estadounidense también buscará centrarse en la economía y la creación de empleo, que ya declaró que serán su gran prioridad este año.

Mañana jueves, Obama tiene previsto reunirse con una representación de alcaldes de todo el país para examinar vías hacia la creación de puestos de trabajo, mientras que el viernes se desplazará a Ohio, dentro de una gira para escuchar las ideas de los ciudadanos para mejorar la economía.

Se prevé que el tema de los empleos acapará su primer Mensaje del Estado de la Nación, el cual dará el 27 de enero ante una sesión conjunta de la Cámara de Representantes y del Senado.